La Arena de Verona enciende su verano musical