El Festival de Aix-en-Provence cancela los actos con público, pero no descarta la opción del ‘streaming’