BARCELONA / Vivaldi por la Orquesta Barroca de Venecia: una fiesta de color, ritmo y fantasía

Bueno, pues se nos ha ido Battiato. Cuesta creer que es verdad porque cuesta pensar que se nos va también una parte de nosotros, la que sobrevivía a su lado, la que nos recordaba tantas cosas desde que éramos jóvenes hasta hoy, cuando irremediablemente ya...