Arranca con un documental la 40ª edición del Festival de Torroella de Montgrí