MADRID / ‘Circe’: saber hacer música grande