¡Maldición: Iceta no es Iceta!

¡Maldición: Iceta no es Iceta!

Me desayuno hoy con el titular de una noticia que me deja en estado de shock: “Iceta aboga por formar organistas para que no se pierdan los órganos históricos”. Tengo que leerlo una segunda vez por si está mal mi calendario y en lugar de estar en el mes de octubre estamos en el de diciembre. En el día 28, para ser más exactos, el de los Santos Inocentes. Pero no, mi calendario funciona correctamente. Me froto los ojos e intento reponerme de la emoción: “¡Por fin un ministro español de Cultura que entiende la importancia no solo de la música, sino también de nuestro patrimonio cultural! ¡Un ministro que quiere velar por un tesoro llamado órgano ibérico y por la formación de especialistas!”.

Pero cuando leo el cuerpo de la noticia, se me cae el alma a los pies: resulta que Iceta no es Iceta. O sea, que no es el Iceta que yo pensaba, Miquel, el actual ministro de Cultura, sino otro Iceta, Mario, el arzobispo de Burgos. Mi gozo en un pozo, aunque me sirve de consuelo que una personalidad de este país, perteneciente en este caso a la Iglesia, se preocupe por el futuro del órgano ibérico, un tesoro de valor incalculable que, me temo, no sabemos apreciar los españoles, entre otras cosas, porque ni siquiera sabemos que lo tenemos. La Europa musicalmente civilizada (sobre todo, Francia y Alemania) sí que lo sabe y por eso en estos dos países se ha producido en los últimos años un auténtico boom con el órgano ibérico, al punto de que son ya varias las iglesias y los centros universitarios que han encargado réplicas, como en su día explicamos en estas mismas páginas. No es cuestión, por tanto, de cargar las tintas sobre nuestros sufridos políticos (los de un signo y los de otro), que bastante esfuerzo hacen los pobres con dejarse ver de año en año en algún estreno de ringorrango en el Teatro Real.

Bien por el Iceta arzobispo y por el entusiasmo con que en los últimos meses la Catedral de Burgos está programando un buen número de conciertos, a cuál más interesante. Las declaraciones de Mario Iceta se han producido durante la presentación del Concurso Nacional de Órgano Francisco Salinas, que reunirá en la ciudad castellana a cinco talentos este próximo fin de semana, bajo la supervisión de un jurado que preside el castellonense Juan de la Rubia, uno de los organistas más importantes del actual panorama internacional (no lo digo yo, lo dice su repleta agenda de conciertos).

El certamen se enmarca en los actos conmemorativos de los 800 años de la seo burgalesa. Por el momento no se espera la presencia del Iceta ministro en este concurso, aunque sí la del Iceta arzobispo. Algo es algo.