VALENCIA / Empatía

VALENCIA / Empatía

Valencia. Centre Cultural L’Almodí. 20-II-2021. Beethoven, Sonatas para violonchelo y piano nº 3, 4 y 5. Mariano García, violonchelo. Jorge Nava, piano.

El violonchelista valenciano Mariano García y el pianista cántabro de origen boliviano Jorge Nava culminaron el sábado el ciclo integral de las sonatas de Beethoven iniciado el pasado noviembre en el marco propicio del ciclo de cámara del Palau de la Música. En esta ocasión, llegaron las tres últimas sonatas, recreadas con la misma pasión, el mismo empuje, idéntico rigor que entonces. Lejos de cualquier excentricidad o tentación rebuscadora de vacías originalidades, este Beethoven llega casi desadjetivado, empeñado en ser por sí mismo, ajeno incluso a sus propios intérpretes.

Mariano García y Jorge Nava se empeñan y triunfan en su evidente empeño de servir un Beethoven natural, limpio de tentaciones foráneas al propio meollo musical. Tiempos, dinámicas, fraseos, acentos y cualquier mínimo matiz quedan marcados por el preciso y claro sentido musical. Con su virtuosismo instrumental y generosidad artística, ambos solistas hacen fácil lo más difícil. El equilibrio unitario es admirable. “Sonatas para piano y violonchelo” anota Beethoven en el manuscrito, aunque igualmente podría haber escrito “para violonchelo y piano”. Tanto monta, monta tanto… Ambos instrumentos integrados en la unidad del dúo. El protagonismo es absoluto y máximo. En el teclado y en el arco.  La sonoridad suntuosa del violonchelo de García concertada con el piano vital y calibrado de Nava. Abrazados en el sentido unitario surgido de la voluntad empática de sus personalidades singulares.

Fue precisamente esta confluyente empatía la tónica de versiones plenas de claridad, sentido estilístico y maestría instrumental y expresiva. De la plenitud expansiva de la Sonata en La mayor a la más compleja introspección de las Opus 102. Después de una pausa obligada por el fastidioso repique de vecinas campanas empeñadas en dar la nota durante todo el recital, llegaron como propina y colofón las últimas tres variaciones de las Doce variaciones sobre el tema ‘Ein Mädchen oder Weibchenn’ de La flauta mágica. opus 66 que Beethoven compone en 1796 sobre el popular Siengspiel mozartiano. Beethoven y Mozart, Papageno y Papagena abrazados sobre un teclado y cuatro cuerdas. ¿Qué mejor?

(Foto: Live Music Valencia)