Un patrimonio musical en peligro por las inundaciones en Venecia

Un patrimonio musical en peligro por las inundaciones en Venecia

Las inundaciones que estos días asolan Venecia (las peores del último medio siglo) están poniendo en peligro la riqueza artística de la ciudad. Todos hemos visto las imágenes de la cripta de la Basílica de San Marcos convertida en una piscina, incluso se ha dicho que las columnas del edificio podrían verse severamente afectadas por el empuje conjunto del agua y del viento, que ha alcanzando los 120 km/hora. Tampoco los tesoros musicales están a salvo. El Teatro La Fenice, que tenía previsto inaugurar su temporada lírica el próximo 24 de noviembre, se ha visto obligado a cancelar varios conciertos. Al parecer, los daños mayores se concentran en el sector de las taquillas y en la sala de control eléctrico, que ha sido desconectado.

Fiel a su nombre, el Teatro La Fenice ha sido objeto a lo largo de su historia de múltiples destrucciones y siempre ha sabido resurgir de sus cenizas, pero hay otro patrimonio que corre el riesgo de perderse para siempre. La Biblioteca Marciana, que guarda documentos de inestimable valor, ha tenido que trasladar apresuradamente sus archivos a las plantas superiores para salvarlos de la subida récord de las aguas (180 centímetros). Del archivo de la Cappella Marciana salen partituras empapadas, joyas de la época renacentista y barroca, que los encargados tratan de secar con la mayor premura para minimizar los daños. También ha sufrido daños el archivo del Conservatorio.