Un gran misterio bachiano: el corno da tirarsi

Un gran misterio bachiano: el corno da tirarsi

Creemos saberlo todo sobre Bach y sobre su música, pero el compositor más universal de la historia todavía encierra muchos misterios. Por ejemplo, qué era el corno da tirarsi, instrumento que aparece en cuatro cantatas bachianas: Schauet doch und sehet, ob irgend ein Schmerz sei BWV 46, Halt im Gedächtnis Jesum Christ BWV 67, Herr, gehe nicht ins Gericht mit deinem Knecht BWV 105 y Ach! ich sehe, itzt, da ich zur Hochzeit gehe BWV 162. Todavía hoy sigue siendo objeto de debate, pues no está claro si tenía más de trompa que de trompeta, o viceversa (obviamente, no ha llegado hasta nosotros ningún corno da tirarsi de aquella época, ni tampoco existe iconografía alguna de él). Su apellido (da tirarsi) puede llevar a la conclusión de que el instrumento tenía varas (como un trombón) y que para que hacerlo sonar era necesario tirar (de ahí, lo de tirarsi) de ellas. Pero no todos opinan lo mismo.

Con apenas tres días de diferencia, la Bach-Stiftung de San Galo y la Nederlandse Bachvereniging han publicado en sus respectivos canales de YouTube sendas grabaciones de la Cantata BWV 67. Los suizos, como saben, están grabando (y publicando en su propio sello discográfico) tanto en audio como en vídeo toda la música coral del Kantor. Los holandeses van un poco más allá, pues lo que están acometiendo es la grabación integral de la obra de Bach para su página web. Las diferencias entre el corno da tirarsi que emplean unos y el que emplean otros no pueden ser mayores.

La Bach-Stiftung de Rudolf Lutz se inclina por un instrumento que presenta en este vídeo la reputada trompista inglesa Anneke Scott, especialista en todo tipo de trompas históricas y habitual en las principales formaciones historicistas:

Por su parte, la Nederlandse Bachvereniging, dirigida en esta ocasión por el que ha sido en diversas ocasiones a lo largo de los últimos años su director artístico titular, Jos van Veldhoven, se inclina por otro modelo, construido en su taller por el trompetista (inglés, como Scott) Robert Vanryne, que es precisamente quien lo toca en esta grabación de la formación holandesa. He aquí las explicaciones que da Vanryne sobre el instrumento que ha elaborado y sobre lo que en realidad pudo ser el corno da tirarsi de Bach:

Vistas y escuchadas las explicaciones de Scott y Vanryne, comprobemos ahora los resultados. En primer lugar, la grabación de la Cantata BWV 67 por la Bach-Stiftung de San Galo, con Olivier Picon (probablemente, el mejor especialista en trompas históricas del momento) tocando el corno da tirarsi (atención al minuto 2’30”):

Y, en segundo lugar, contemplemos la grabación que hace la Nederlandse Bachvereniging de esta misma cantata, con el antes mencionado Vanryne tocando lo que parece ser una variante de una trompeta natural (con los ya famosos espurios agujeritos), que poco tiene de trompa (atención al minuto 2’50”):

Dos grandes versiones, sin duda, de una auténtica joya bachiana. Pero seguimos sin desentrañar lo que fue el corno de tirarsi. Quizá el retrato de Gottfried Reiche (1667-1734) sirva para decantarnos más hacia el instrumento que toca Picon o hacia el que toca Vanryne (¿se trata de un corno da tirarsi o de algún extraño modelo de trompeta de la época?). Reiche no solo fue un gran trompetista, al servicio de Bach en su etapa de Leipzig, sino asimismo un íntimo amigo del compositor de Eisenach. Sin ser exactamente igual a ninguno de los dos instrumentos en litigio, lo que tiene Reiche entre sus manos se aproxima mucho más al de Picon que al de Vanryne.

Por si alguien quiere conocer algo más sobre el corno de tirarsi, puede consultarlo aquí. Se trata de la tesis doctoral elaborada en 2010 por Picon tras acabar sus estudios en la Schola Cantorum Basiliensis.