Última advertencia para Netrebko

Última advertencia para Netrebko

Esta semana, Anna Netrebko tendría que haber hecho su debut en Bayreuth en el papel de Elsa en Lohengrin. Por su parte, su marido, Yusif Eyvazov, iba a cantar en la Arena di Verona.

Por misteriosa coincidencia, ambos se sintieron agotados al mismo tiempo y cancelaron sus compromisos. En su lugar, volaron juntos para celebrar un cumpleaños familiar y la boda de un amigo en Bakú. De forma improvisada, como suele suceder en estos casos.

Desde entonces, han estado publicando felices fotos familiares dando cuenta de sus actividades de ocio en Azerbaiyán, en las que no parecen mostrar demasiados signos de agotamiento.

https://www.instagram.com/p/B0-peaYHJKs/?utm_source=ig_embed

Mientras tanto, miles de aficionados a la ópera que habían pagado para verlos y escucharlos se han quedado decepcionados; y muchos se seienten engañados.

Netrebko es, hoy por hoy, la cantante más poderosa y mejor pagada del mundo de la ópera. Su caché ha batido récords históricos, y ha sido capaz de persuadir a los teatros de ópera para que contraten a su marido, en lugar de otros tenores demostrablemente superiores. La diva está literalmente en la cima del mundo.

Pero tal vez no por mucho tiempo, si continúa mostrando semejante desprecio por sus compromisos y hacia su público.

No existen entre la hornada actual de gerentes operísticos demasiados ejemplos de heroicidad, pero en algún momento -y es posible que no tarde mucho en llegar- algún importante directivo se alzará y le dirá a Netrebko, como Rudolf Bing le dijo a María Callas: fuera de mi teatro.

Para Callas, todo fue cuesta abajo a partir de ese momento.

Para Netrebko y Eyvazov, es sólo cuestión de tiempo.

View this post on Instagram

❤️

A post shared by @ anna_netrebko_yusi_tiago on

https://slippedisc.com/2019/08/the-netrebkos-are-on-a-final-warning/