Se exhuman las legendarias grabaciones del New Music String Quartet

Se exhuman las legendarias grabaciones del New Music String Quartet

El New Music String Quartet fue un cuarteto de cuerda de corta existencia (su actividad dio comienzo en 1948, y en 1956 ofreció sus últimas interpretaciones públicas) pero que, a pesar de ello, logró dejar un indeleble recuerdo entre los melómanos más exigentes (americanos sobre todo, aunque también de Europa). Su impulsor, el violinista Broadus Erle, alumno del legendario campeón de la música contemporánea Leopold Auer, se unió al distinguido violista alemán Walter Trampler y al violonchelista Claus Adam, a quienes poco después se unió el violinista Matthew Raimondi, otro gran defensor de la música estadounidense contemporánea.

En esos ocho años de existencia, el New Music String Quartet realizó para Columbia una serie de grabaciones centradas en algunos de los más relevantes compositores clásicos americanos del momento, entre ellos Virgil Thompson, Douglas Moore, Walter Piston, Roger Sessions, Jerome Rossen, e incluso John Cage. También exploraron algunas esquinas del repertorio histórico para cuarteto, dejando magníficos registros dedicados a Robert Schumann, Luigi Boccherini, Wolfgang Amadeus Mozart o Hugo Wolf. Se trata de grabaciones realizadas entre 1950 y 1955 en los estudios Columbia de la calle 30 de Nueva York. En ellas, el NMSQ alcanzó unos estándares de calidad, sobre todo en lo relativo a las interpretaciones de las músicas más actuales, que fueron entusiásticamente recibidas por la crítica internacional y hoy siguen siendo consideradas como referencias.

Muchas de esas grabaciones dormían el sueño de los justos y no habían sido ni siquiera reproducidas y publicadas en formato digital. Hasta que Sony Classical ha decidido reunirlas en su totalidad en un estuche de 10 CDs que acaba de ser publicado hace apenas una semana. Cada CD recupera la portada original, y el box incorpora un libreto con un excelente ensayo firmado por Tully Potter.