Riccardo Chailly adelanta las diferencias de su nueva ‘Tosca’ para la Scala

Riccardo Chailly adelanta las diferencias de su nueva ‘Tosca’ para la Scala

La Tosca de Puccini que el próximo 7 de diciembre inaugura oficialmente la nueva temporada del Teatro alla Scala de Milán, ofrece una curiosa novedad. Más allá del reparto vocal (Netrebko, Meli, Salsi) o de la puesta en escena (Livermore), el director Riccardo Chailly [en la foto] recupera en esta ocasión la versión del estreno (14 de enero de 1900, Teatro Costanzi de Roma), que Puccini revisó más tarde y que difiere en algunos puntos de la versión conocida. Las variantes no son aquí tan numerosas ni tan profundas como en Madama Butterfly; se trata más bien de diferencias pequeñas, pero localizadas en momentos estratégicos.

Chailly ha adelantado que la versión de Tosca que sonará en la Scala incluye ocho pasajes inéditos. Entre ellos, por ejemplo, el final del aria “Vissi d’arte” empalma con el diálogo entre Tosca y Scarpia por medio de dos compases que el compositor luego cortó. En la escena de la muerte de Scarpia hay un episodio orquestal de 14 compases que también fue eliminado. Al final de la ópera, cuando Tosca grita “O Scarpia, avanti a Dio!”, la coda instrumental incluye una reminiscencia del tema de “E lucevan le stelle”, que Puccini redujo drásticamente en la versión definitiva. Quizá el cambio más llamativo tenga lugar al final del acto I: el Te Deum utiliza otra melodía y es entonado por el coro a cappella, sin el apoyo de los metales.