Queyras y Tharaud, cómplices

Queyras y Tharaud, cómplices

COMPLICES / Obras de Haydn, Kreisler, Brahms, Saint-Saëns, Falla, Coltrane et al. / Jean-Guihen Queyras, violonchelo. Alexandre Tharaud, piano. Raphaël Imbert, saxofón. / HARMONIA MUNDI 902274 (1 CD)

Decir que Cómplices es un compendio de bises extraordinariamente interpretado y muy bien pensado es sin duda cierto, pero no se trata en absoluto de una afirmación completa. Queyras y Tharaud nos trasladan ese placer tan peculiar que supone escuchar las propinas de los conciertos, esos momentos de incertidumbre e ilusionada espera para el público, que no sabe qué se va a tocar y también esa especie de liberación que sienten los músicos al final de su prestación y que les permite desmelenarse, si se me permite la expresión. Esos momentos en los que no sólo cuenta la complicidad entre intérpretes sino, más que nunca, con el respetable.

Una vez más, los dos franceses se muestran como auténticos maestros de la música de cámara, lo que supone que sus respectivas facetas de solista no sólo no quedan anuladas, sino que se potencian cuando tocan juntos. Impresionante el equilibrio y la unidad de concepción y ejecución en ese Elfentanz de Popper o en Imitating Albéniz de Schchedrin, por ejemplo. Quien siga estas páginas sabrá ya de mi admiración, que roza la devoción, por Tharaud, pero cómo no rendirse ante esa manera de hacer en la que incluso en los matices más sutiles escuchamos perfectamente un contrapunto con la importancia justa, o esa forma de ‘bailar’ los ritmos a tres. En cuanto a la perfección técnica y la elegancia de Queyras, no necesitan ser glosadas, pero les invitamos a que disfruten y se dejen llevar por ciertos alardes.

Destaquemos la variedad de autores, épocas, estilos y arreglos —algunos de los propios intérpretes— que va desde Haydn hasta Coltrane, pasando por clásicos de los bises como El cisne de Saint-Saëns o la sobrecogedora Nana de Manuel de Falla. Un disco perfecto para poner luz y alegría durante una cuarentena y para seguir poniéndolas mucho más allá.