Lucas Macías: Del atril al podio