OVIEDO / Un ‘Ballo’ con estrella

OVIEDO / Un ‘Ballo’ con estrella

Oviedo. Teatro Campoamor. 14-XI-2019. Verdi, Un ballo in maschera. José Bros, Juan Jesús Rodríguez, Anna Pirozzi, Judit Kutasi, Inés Ballesteros, David Oller, Kenneth Kellogg, Gianfranco Montresor, Manuel Gómez Ruiz. Coro de la Ópera de Oviedo. Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias. Director musical: Gianluca Marcianò. Director de escena: Fabio Ceresa.

Continúa la temporada de ópera ovetense con Un ballo in maschera, esta vez una producción estéticamente más o menos clásica, lo que no evitó caer en la utilización puntual de la proyección, de uso exclusivo en los dos títulos anteriores. La escena de Fabio Ceresa, aunque un tanto oscura, resultó en general sobria y elegante gracias al espectacular vestuario de Giuseppe Palella para los miembros del coro, no así en el caso de los protagonistas. No obstante, llamaron la atención las licencias tomadas en cuanto a la ambientación de buena parte de la obra, ubicada en un fumadero de opio, con una especie de cama balinesa central junto a la que revoloteaban algunas geishas, y el cambio de profesión de Renato, convertido ahora en pintor de la corte, al que dio vida Juan Jesús Rodríguez, sin duda, la estrella de la noche.

Resulta inexplicable que un artista de su categoría, un cantante tan sólido, con habituales apariciones en el Metropolitan de Nueva York, apenas encuentre su espacio en los templos de la ópera madrileño y catalán, donde sus apariciones son anecdóticas. Caracterizó de forma impecable a su personaje y en lo canoro estuvo magnífico, con una voz siempre plena, segura y con una línea de canto muy natural. Su presentación vocal con Alla vita che t´arride arrancó los primeros aplausos de la noche y los bravos llegaron con Eri tu, donde dio muestras de su interminable fiato. La función había comenzado algo destemplada, con una orquesta demasiado fuerte que eclipsaba las voces del coro e incluso la primera intervención de Óscar, que se desquitó en la siguiente ocasión.

Inés Ballesteros, en este papel travestido, actuó con soltura escénica y vocal. José Bros debutó como Gustavo con la elegancia que le caracteriza, ofreciendo una cuidada emisión y precisión rítmica, un papel que sin duda desarrollará en futuras ocasiones. En su dúo con Amelia, Anna Pirozzi dio muestras de calidad con unos hermosos agudos, sin embargo, en su aria Morró, ma prima in grazia se mostró más descuidada. La mezzo Judit Kutasi fue una interesante Ulrica, con una voz profunda y de gran potencia, muy adecuada al personaje. El resto del reparto estuvo a un buen nivel, al igual que el Coro de la Ópera. Gianluca Marcianò al frente de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, estuvo correcto y muy pendiente de los cantantes, si bien se echó en falta en su versión una mayor carga dramática.