OVIEDO / OSPA, en la buena dirección

OVIEDO / OSPA, en la buena dirección

Oviedo. Auditorio Príncipe Felipe. 26-III-2021. Concierto Extraordinario de Semana Santa. Beatriz Díaz, soprano. Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias. Director: Kynan Johns. Obras de Beethoven, Mozart y Schumann.

El Concierto Extraordinario de Semana Santa de la OSPA ha tenido como protagonista al maestro Kynan Johns —quien debía haber ocupado el mismo puesto el pasado año en un concierto suspendido por el confinamiento —, un interesante director que supo extraer de la agrupación todo su potencial llegando a alcanzar con ellos unas cotas de calidad poco habituales. Conoce desde hace tiempo a los músicos y es evidente la magnífica sinergia que fluye entre ellos; no recordamos, además, entusiasmo mayor desde el escenario al reconocer al final de la velada la labor de su líder. Su calidad en el podio es indiscutible, pudiéndose ver el peso que figuras de la talla de Lorin Maazel y Zubin Mehta dejaron en él tras haber trabajado como director asistente para ambos, pero a su vez, teniendo espacio para su propia personalidad ofreciendo unas versiones inspiradas y pendientes del detalle, fruto de un profundo conocimiento de las obras que le posibilitó dirigir sin partitura durante toda la velada.

La exigencia sonora de Johns permitió ejecutar una Obertura Coriolano como pocas veces se oye, sorprendiendo al público con una versión muy apasionada que llevó a la orquesta a un gran nivel, respondiendo a cada una de las demandas del director llegando a alcanzar momentos realmente emocionantes en una pieza harto conocida. En la Sinfonía nº 1 en Si bemol mayor op. 38 de Schumann la orquesta se mostró compacta, motivada y siempre atenta a las exigencias de un director que ofreció una versión muy trabajada, con una excelente claridad expositiva, logrando instantes dramáticos conmovedores sin descuidar otros de gran delicadeza, dando como resultado una versión formidable. Esperemos que también la búsqueda de concertino acabe cuanto antes pues por el escenario ya han pasado varios artistas perfectamente cualificados para el puesto, como el invitado para esta ocasión, Xabier de Felipe. La estabilidad de la orquesta urge y las vacantes en los puestos de más peso no pueden continuar libres por más tiempo.

El concierto se completó con el popular Exultate Jubilate de Mozart interpretado por la soprano Beatriz Díaz, poseedora de una hermosa voz, especialmente en los agudos, que está desarrollando una interesante carrera. Aunque la obra no se acomoda del todo a sus condiciones vocales, sí se pudieron apreciar destellos de sus superbas cualidades interpretativas, belleza tímbrica y ductilidad lírica luciendo unas cuidadas agilidades y elegante fraseo.