Múnich sopesa quitar el nombre de Richard Strauss de su callejero

Múnich sopesa quitar el nombre de Richard Strauss de su callejero

El pasado de mes de junio se habló de que Karajan podría ver borrado su nombre del callejero de Salzburgo. Ahora los vientos de la memoria histórica alcanzan también a Richard Strauss, y Múnich podría adoptar una iniciativa similar.

El consejo de la ciudad alemana empieza esta semana una serie de reuniones en las que discutirá el posible cambio de nombre de aquellas calles tituladas a personas que tuvieron alguna vinculación con el nazismo.

El Archivo de Estado de Múnich ha repasado los nombres de más de 6.000 calles y 372 de ellas están bajo la lupa del ayuntamiento. Entre ellas figuran la Richard-Strauss-Strasse y el Richard-Strauss-Tunnel, así como la Arabellastrasse y el Arabellapark, inspirados en una de las óperas del compositor, Arabella.

Las relaciones de Strauss con el nazismo han sido objeto de numerosos estudios. Sus simpatías por el régimen le valieron el nombramiento como presidente de la Cámara de Música del III Reich, cargo del que tuvo luego que dimitir tras interceptarse una carta suya dirigida al escritor judío Stefan Zweig. Las tensiones con el régimen no le impidieron recibir el encargo de escribir la música del Himno Olímpico para los Juegos de Berlín (1936); en los años siguientes, el compositor mantuvo una postura ambigua, entre distanciada y complaciente, con la que trató de apañárselas en los difíciles años de la guerra.

Según informa el Süddeutsche Zeitung, se han elaborado en Múnich dos listados: una “lista corta” de 45 calles (en donde figura Strauss), cuya discusión se considera urgente, y otra larga para más adelante. De todas formas, el cambio de nombre se aplicaría como solución extrema; en la mayoría de casos, se contemplan medidas menos drásticas como poner una placa explicativa.