Muere Jan Erik Kongshaug, uno de los grandes magos del “sonido ECM”

Muere Jan Erik Kongshaug, uno de los grandes magos del “sonido ECM”

El pasado 5 de noviembre fallecía, a los 75 dos años de edad, Jan Erik Kongshaug. Posiblemente a muy pocos les suene su nombre, y es que la labor desempeñada por Kongshaug fue tan efectiva como oscura. Kongshaug fue un ingeniero de sonido noruego y su nombre está estampado en cerca de 700 discos del sello ECM. De hecho, se le considera como uno de los principales artífices del “sonido ECM”, un sonido tan reconocible y hermoso que el lema de la discográfica alemana era: “ECM, el mejor sonido después del silencio”.

Kongshaug, que también era guitarrista de jazz, empezó su colaboración con ECM en 1970. Él fue, por ejemplo, el encargado de grabar Facing You, el primer álbum de Keith Jarrett para este sello. Desde entonces, sus micrófonos recogieron las notas de Chick Corea, Jan Garbarek, Pat Metheny y Bill Frisell, entre muchos otros. Las tomas de Kongshaug recogían el sonido muy cerca de la fuente, pero a la vez lograban trascender los ruidos de la mecánica del instrumento. Todo ello daba a sus registros un tono etéreo y azulado así como una claridad y un intimismo entremezclados con una pizca de frialdad, como si el propio sonido fuese una transfiguración de la luz nórdica.

A mediados de los ochenta, Kongshaug fundó en Oslo su propio estudio de grabación, el Rainbow Studio, que desde entonces se convirtió en meta de peregrinaje de numerosos músicos, sobre todo jazzistas. Porque, al margen de su trabajo para ECM, Kongshaug produjo a lo largo de su carrera más de 4.000 grabaciones. Del Rainbow Studio todos hablaban maravillas, y en especial de su piano Steinway, al que el ingeniero cuidaba como si fuese un hijo. Desde hace unos años, Konshaug se había retirado por problemas de salud y había traspasado el Rainbow Studio, que aún sigue activo y perpetúa su legado artístico.

(foto: John Nordhal)