Scherzo | Mi disco favorito de 2022: Charlotte Sohy, compositora de la Belle Époque

Mi disco favorito de 2022: Charlotte Sohy, compositora de la ‘belle époque’

Mi disco favorito de 2022: Charlotte Sohy, compositora de la ‘belle époque’

Me pide el director de Scherzo que seleccione mi disco favorito de 2022. Ya inmersos en el arranque del nuevo año, he podido repasar las grabaciones que más me han interesado en los últimos doce meses. Y me siento bastante identificado con la lista de 30 publicadas en esta página web dentro de la Memoria Musical 2022. Sin embargo, mi grabación favorita del año no está incluida en este nutrido listado.

El pasado verano, en que tuve tiempo para escuchar con calma decenas de novedades pendientes, me detuve bastantes horas en tres grabaciones lanzadas en abril por un nuevo sello francés, llamado La Boîte à Pépites, y dedicadas a una compositora de la que no tenía noticia: Charlotte Sohy (1887-1955). En noviembre, coincidiendo con su lanzamiento como caja triple, les dediqué mi columna Grabaciones de la revista en papel.

Se trata de un disco con muchos ingredientes interesantes. Por un lado, destaca la recuperación de una compositora francesa de la primera mitad del siglo XX completamente desconocida y con una música francamente interesante. Pero también por ser un modelo de recuperación, al incluir una amplia selección de su obra, magníficamente interpretada y grabada, y con un diseño muy atractivo.

Pero toda esta historia comienza en un taxi, en marzo de 2013, tras un concierto en Pradet, una pequeña localidad cercana a Toulon. La directora de orquesta Debora Waldman se sube al vehículo sin percatarse de que le esperan dos personas en su interior: Florence Launay, autora del libro Les compositrices en France au XIXe siècle (Fayard), y François-Henri Labey, nieto de la compositora de la belle époque, Charlotte Sohy, y editor de su música. En el breve trayecto que comparten, Launay le indica la cantidad de compositoras francesas del siglo XIX que siguen silenciadas en las salas de conciertos, y Labey le habla de una sinfonía que escribió su abuela durante la Primera Guerra Mundial que nunca se ha interpretado.

Waldman recibió, poco después, una copia de esa desconocida Sinfonía en do sostenido menor “Gran Guerra”, op. 10, de Sohy, y comenzó una fascinación por la obra y su compositora. Consiguió estrenarla, en 2019, y le dedicó el libro La symphonie oubliée (Robert Laffont, 2021), un relato a medio camino entre la memoria personal y la biografía novelada. El entusiasmo de Waldman pronto contagió a la violonchelista Héloïse Luzzati que incluyó nuevas obras de Sohy en su festival dedicado a compositoras, Un temps pour Elles, e incluyó su música en el canal de YouTube La Boîte à Pépites.

Pero Luzzati optó por crear, en 2022, el primer sello discográfico exclusivamente dedicado a compositoras con el mismo título: La Boîte à Pépites. Y lo inauguró con tres lanzamientos dedicados a esta compositora parisina completamente olvidada tras su muerte, en 1955, que después publicó dentro de una caja de 3 CD bajo el título Charlotte Sohy – Compositrice de la Belle Epoque. Cada uno de ellos gira en torno al piano, el cuarteto de cuerda o la orquesta, e incluyen 14 de las 35 composiciones del catálogo de una compositora que firmaba sus obras como “Ch. Sohy”, con el apellido de su abuelo y ocultando que era una mujer. El lanzamiento incluye, además, una detallada biografía escrita por Pauline Sommelet con un atractivo diseño gráfico de Lorène Gaydon e ilustraciones de Stéphane Gaudion que han transformado en un bello documental.

En el primer disco destaca su Sonata para piano, op. 6, de 1909-10, que toca Célia Oneto Bensaid. Escrita después de terminar su formación, en la Schola Cantorum, y de casarse con el compositor Marcel Labey con quien tendría siete hijos, en ella se respiran las influencias de César Franck y Debussy.

Del segundo disco resultan asombrosos sus dos cuartetos, op. 25 y 33, de 1933 y 1945-47, admirablemente tocados por el Cuarteto Hermès. Una música muy personal que mezcla el lirismo de Fauré y el colorismo de Ravel con toques del folclore bretón.

Y en el tercero sorprende el poderío dramático de Tres cantos nostálgicos, op. 7, de 1910, brillantemente cantados por la mezzo Aude Extrémo, junto al bello Tema variado, op. 15bis, de 1921, donde la violinista Cordelia Palm parece evocar a Chausson acompañada por Debora Waldman al frente de la Orquesta National de Aviñón-Provenza, de la que es titular desde 2020.

La Boîte à Pépites ha anunciado próximos lanzamientos este 2023 dedicados a Rita Strohl, Liza Lehmann, Alice Mary Smith y Adela Maddison. Esperemos que pronto incluya también en su catálogo la referida Sinfonía “Gran Guerra”, de Sohy, que Waldman dirigió, en 2021, con la Orquesta Nacional de Francia, y cuya retransmisión puede escucharse en el canal de YouTube de Ars gallica.

 

Pablo L. Rodríguez