MADRID / Una misa ‘in maschera’

MADRID / Una misa ‘in maschera’

Madrid. Teatro Monumental. 19-XI-2020. Clara Andrada, flauta. Natalia Labourdette, soprano. Carol García, contralto. Juan Antonio Sanabria, tenor. Dietrich Henschel, barítono. Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE. Director: Miguel Harth-Bedoya. Obras de Buide, Ibert y Schubert.

Pese a las actuales circunstancias, podemos tener conciertos de interés como este de la RTVE con un programa casi modélico, que aunaba una obra española actual, un gran solista en concierto y una obra de repertorio, pero poco trillado. Eupalinos, de Fernando Buide (1980), es una obra bella y sólida que, escrita hace unos años para la JONDE, es bueno que se repesque puesto que lo merece. El título viene del texto de Paul Valery sobre el arquitecto griego, pero no es una obra literaria sino de gran línea estructural, una arquitectura musical que crea un gran arco formal que es entrecruzado por la luminosidad de un tratamiento tímbrico de refinada poética. Obra sensible y hermosa que acredita a un compositor de primera categoría. Harth-Bedoya la hizo bien y los músicos de la orquesta se entregaron con gran calidad. Y el público la aplaudió mucho como sin duda se merecía.

Mientras se remodelaba el escenario tuvieron la feliz idea de paliar el parón con la actuación de un cuarteto de madrigalistas del coro que cantó un par de piezas renacentistas con calidad y entrega. Bravo por la idea y su realización, lamento no poder consignar sus nombres. La pandemia hace que se reinvente el formato concierto y pierda su rutina. Y esta música admitía bien incluso el uso de mascarillas.

No se escuchan tanta vez un concierto de flauta y por eso es lástima que la nula coordinación que nuestras instituciones padecen nos haga escuchar dos veces en quince días el Concierto de Jacques Ibert, obra virtuosa y difícil pero musicalmente modesta. Menos mal que en ambas ocasiones la tocaban grandes solistas españoles, en este caso Clara Andrada, que ha hecho su carrera en Alemania y que tiene un sonido grande y hermoso y una técnica perfecta que además transmite emociones. Gran actuación con un buen acompañamiento.

La Misa nº 3 en Si bemol mayor D 324 de Schubert es obra juvenil que no llega a la categoría de la sexta o de la Misa alemana. Está entre la misa breve, que lo es, y la solemne, pues hay abundante trompeteo y timbaleo y su modelo es indudablemente Haydn con cierta cercanía a la Nelson, pero también con alguna cosa de Salieri con quien entonces estudiaba Schubert. Música más agradable y bien hecha que original, fue muy bien planteada y resuelta por Miguel Harth-Bedoya. Resulta extraño, pero también estimulante, ver cantar a cuatro solistas y un coro con mascarilla. El coro la superó con mucha calidad y los solistas estuvieron a ratos poco cómodos. Era un cuarteto adecuado con Natalia Labourdette, Carol García, Juan Antonio Sanabria, cuya hermosa voz fue la que más lució, y Dietrich Henschel. En general fue una buena versión de la misma manera que todo el concierto resultó muy agradable. Con o sin mascarilla, la música sigue y nuestros conjuntos, como en este caso los de RTVE, hacen un esfuerzo y muestran su incuestionable calidad.