MADRID / Poesía y cuartetos

Cuarteto Bretón

MADRID / Poesía y cuartetos

Madrid. Fundación Juan March.17-II-2021. Clara Sanchís, narradora. Cuarteto Bretón. Del Campo, Cuarteto nº 1, “Oriental”. Cuarteto nº 4, “El Cristo de la Vega”.

Conrado del Campo el autor del más importante corpus cuartetístico español del siglo XX. Por número, ya que escribió quince, y por calidad puesto que muchos son magistrales. Se tocan mucho menos de lo que debieran y solo se programan muy de cuando en cuando el nº 5 (Caprichos románticos) y el nº 13 (Carlos III). Por eso es de agradecer que la Fundación March haya decidido programar a lo largo de varias temporadas esta integral para que se pueda conocer, editar y grabar.

La sesión inaugural nos ha servido dos obras tan diferentes como interesantes escasamente conocidas. La sesión en streaming y transmisión de RNE, con unos pocos invitados, por razón de la Covid, en la sala, se iniciaba con el Cuarteto nº 1 en Re menor, “Oriental”, que alguna vez se ha programado. Es una obra original, escrita en 1903, y que se ha querido insertar en el alhambrismo de moda entonces, pero creo que tiene más fuste que eso. No usa temas árabes sino derivaciones de escalas y pies métricos bastante bien integrados en la tradición del cuarteto europeo. Los dos movimientos centrales resultan lo más orientalizantes y el cuarto evoca lo árabe a través de la pintura de Fortuny. Con todo creo que lo mejor es la sólida forma sonta schumanniana del primer movimiento que es el más equilibrado y personal. Pero toda la obra tiene calidad, aunque seguramente se alarga demasiado.

Totalmente diferente es el Cuarteto nº 4 en Do mayor, El Cristo de la Vega, donde acomete una conjunción sublimada de música y poesía usando una voz de narrador con el texto de A buen juez, mejor testigo de Zorrilla. No creo que sea ni un melólogo ni una dramatización, es una obra sólida, hermosísima, que quizá podría hacerse sin el texto pero que cobra otro sentido con él. Data de 1907 y creo que no fue muy bien entendida en su tiempo porque no se trata de subrayar musicalmente un texto ni menos de ilustraciones sonoras sino de un grandioso cuarteto en seis movimientos que se alternan y funde con los versos manteniendo cada cual su propia poética y reforzándose mutuamente de manera que su extensa duración transcurre con naturalidad no forzada y sin cansar en ningún instante. Hay momentos excepcionales como la intensidad poderosa del tercer movimiento o la suspensión maravillosamente poética del último. Una verdadera obra maestra que no se explica el que no se haya programado desde 1925 y dice poco bueno sobre cómo se valora nuestro patrimonio. La obra arrolla y uno ni se plantea que el texto de Zorrilla nos pueda quedar lejos porque la música lo transfigura. No, no son ilustraciones, es un magnifico cuarteto que asume la poética del texto para devolver su propia poética sonora.

Clara Sanchís fue la recitadora y los miembros del Cuarteto Bretón los artífices del milagro. Anne Marie North, Antonio Cárdenas, Rocío Gómez y John Stokes tocaron con altura y calidad demostrando ser un verdadero cuarteto de cuerda que conoce a fondo lo que toca y lo hace además perfectamente. La sesión tuvo así un valor histórico pues recuperaba música española de gran categoría en versiones capaces de ponerla en valor. Un esplendido concierto.