MADRID / Erika Baikoff, una lucida presentación - Scherzo
Lo último