Los ‘Metaludios’ de Gustavo Díaz-Jerez

Los ‘Metaludios’ de Gustavo Díaz-Jerez

Gustavo Díaz Jerez: Metaludios, Cuadernos IV y V. Gustavo Día Jerez, piano. IBS 172021

 

El tinerfeño Gustavo Díaz-Jerez es uno de los mayores pianistas españoles de su generación, pero, al mismo tiempo, es un compositor de gran talento. No compone solo para piano, ya que es autor de un importante catálogo sinfónico y camerístico, pero sin duda ha tenido una dedicación especial y muy investigativa a su instrumento, logrando obras que pueden figurar entre las mejores y mas atractivas compuestas en cualquier lugar.

De principal importancia son sus Metaludios, colección de piezas pianísticas innovadoras y creativas iniciada hacia 2013 y de la que este disco recoge los cuadernos n. 4 y 5, que contienen cada uno seis piezas. El autor conoce el piano y la técnica pianística a fondo y por ello la profunda investigación que emprende con el empleo de las llamadas técnicas extendidas, electrónica incluida, se traduce en una escritura brillante y un sonido lógico y profundamente hermoso en su novedad. Díaz-Jerez cree en la ciencia y la usa a fondo en algunas piezas. Eigengrau se basa en el llamado “ruido visual”, un fenómeno perceptivo, otra en desarrollos biológicos, en el vacío de Bootes o en el campo magnético de Saturno pero algunas pueden tener una base mitológica como Melussyne o Stribog, personajes de leyendas nórdicas, o hacer confluir ambas cosas como en Belphegor , a la vez un conocido demonio y el número primo palindrómico introducido por el matemático Harvey Dubner. Incluso hay homenajes musicales complejos y sutiles, como el Omaggio a Carlo Gesualdo o la Pavana triste (Homenaje a Antonio José), y no musicales como La espiral del viento sobre el escultor Martín Chirino.

Todas las piezas son diferentes, pero tienen en común su talente investigativo y su atractivo sonoro. Un ejemplo de lo que un gran compositor puede hacer con un gran pianista y que en este caso son la misma persona. Para los que se asustan cuando se integran música y ciencia, este es un buen ejemplo de imaginación, atractivo y también de belleza. Tal vez de nuevo cuño, pero esplendorosa.