La temporada de La Filarmónica comenzará con dos conciertos dirigidos por Gergiev

La temporada de La Filarmónica comenzará con dos conciertos dirigidos por Gergiev

La Filarmónica comenzará su nueva temporada los próximos días 19 y 20 con un doble concierto de la Orquesta Sinfónica del Teatro Mariinski, bajo la dirección de su titular, Valery Gergiev. La cita tendrá lugar en el Auditorio Nacional de Música, ambos días a las 19:30 horas. En el primer concierto participará como solista el pianista Alexei Volodin, en el Concierto para piano y orquesta nº 2 de Rachmaninov. La Sinfonía nº 9, “La Grande”, de Schubert completará el programa. En el segundo concierto sonarán obras de Wagner (Parsifal, Preludio y Encantamiento del Viernes Santo), Prokofiev (Sinfonía clásica) y Berlioz (Sinfonía fantástica).

A lo largo de esta temporada de La Filarmónica, desfilarán por ella artistas como la pianista Martha Argerich junto a la Orquesta de Lucerna, con un programa con obras de Ligeti, Ravel y Dvorak (14 de febrero); Cristian Macelaru al frente de la Orquesta Sinfónica WDR de Colonia y Pinchas Zukerman como solista en el Concierto para violín de Brahms (2 de marzo); Teodor Currentzis junto a la Sinfónica SWR Stuttgart, con La canción de la Tierra de Mahler (23 de marzo); la Orquesta de Cámara de Viena, con Fumiaki Miura y Varvara como solistas, quienes ofrecerán el Concierto para violín nº 5, el Concierto para piano nº 8 y la Sinfonía nº 29 de Mozart (28 de abril), y la Orquesta Sinfónica de Tokio, dirigida por Johnathan Nott y con Maria João Pires como solista en un concierto para piano de Beethoven (está todavía por determinar) y la Sinfonía nº 6 de Mahler.

La clausura de la temporada, el 26 de septiembre, correrá a cargo de la mencionada Maria João Pires, con un concierto en el Teatro Real que en su momento (el pasado 12 de octubre) tuvo que ser cancelado debido a las restricciones de movilidad decretadas para combatir la pandemia vírica. En este concierto, la pianista portuguesa interpretará la Sonata para piano nº 32 de Beethoven, así como piezas de Chopin: los tres Nocturnos op. 9, dos nocturnos del Op. 27, el Nocturno nº 19 op. Póstumo y dos valses del Op. 69.