La Scala de Milán vuelve a la ópera escenificada por primera vez desde el confinamiento

La Scala de Milán vuelve a la ópera escenificada por primera vez desde el confinamiento

No ocurría desde hace once meses, después de que el 23 de febrero del pasado año el coliseo milanés cerrara por la pandemia. El próximo 23 de enero, el Teatro alla Scala volverá por fin a acoger un título operístico en forma escenificada. Hasta ahora, la Scala había programado alguna ópera (la Traviata con Mehta) pero siempre en versión de concierto. La prevista Lucia di Lammermoor con la que el pasado 7 de diciembre se iba a inaugurar la temporada 2020-2021 tuvo que ser cancelada y sustituida por una gala lírica.

Così fan tutte es el título escogido por la Scala para su regreso a la ópera escenificada, aunque debido a la emergencia sanitaria no habrá público en la sala y la función se retransmitirá en directo por streaming en la página web del propio teatro y en el portal digital de la radiotelevisión pública italiana, RaiPlay.

Los ensayos de la ópera mozartiana empezaron el pasado 28 de diciembre y cuentan con la dirección musical de Giovanni Antonini [en la foto]. En esta ocasión, la Scala recupera el montaje que Michael Hampe firmó en 1982 para el Festival de Salzburgo y que al año siguiente viajó a Milán.

El reparto vocal lo conforman Eleonora Buratto (Fiordiligi), Emily d’Angelo (Dorabella), Bogdan Volkov (Ferrando), Alessio Arduini (Guglielmo), Federica Guida (Despina) y Pietro Spagnoli (Don Alfonso).