La Orquesta Sinfónica Camera Musicae se transforma en la Franz Schubert Filharmonia

La Orquesta Sinfónica Camera Musicae se transforma en la Franz Schubert Filharmonia

La formación conocida hasta ahora como Orquesta Sinfónica Camera Musicae (OCM) ha cambiado oficialmente su nombre por el de Franz Schubert Filharmonia. En palabras de Tomàs Grau, director titular y artístico de la orquesta desde su fundación, los integrantes de la Franz Schubert Filharmonia se sienten “herederos del espíritu artístico de Franz Schubert, que representa un periodo fascinante de la historia de la música”. “Somos una orquesta sinfónica, pero lo que también nos representa es nuestro amor por la música. Así es como recogemos nuestra propia herencia para proyectarla hacia el futuro”, explica Grau.

Franz Schubert es pues un compositor que ejemplifica un momento esencial de la historia de la música. Heredero de la mejor tradición, Schubert es una figura clave en la creación del Romanticismo musical, un estilo que revolucionó la historia artística y que abrió las puertas a nuevos lenguajes. Recogiendo este espíritu, la Franz Schubert Filharmonia quiere convertirse en una orquesta al servicio del público, un vehículo, un ‘puente’ para presentar en sus conciertos la mejor tradición del gran repertorio sinfónico; repertorio que convierte el eje estilístico de la formación, expandiéndola hacia nuevas formas y nuevos períodos musicales. Con este espíritu reseguir especialmente las grandes obras musicales desde el siglo XVII hasta el XX.

La plataforma digital de la orquesta también evoluciona y se transforma, cambia de nombre y se convierte en una plataforma por suscripción: nace la Filharmonia Digital Hall (www.filharmonia.digital). Con una estética muy cuidada y el uso de cámaras y ópticas cinematográficas, además de un sonido de alta calidad, los conciertos de la orquesta se emiten desde el Palau de la Música Catalana de Barcelona, presentando grandes obras de la historia de la música interpretadas por artistas de renombre. Una nueva forma de disfrutar de conciertos sinfónicos como nunca, desde la comodidad de su casa, ya sea desde los dispositivos móviles, el ordenador o el televisor.

La formación reforzará su fundación, con el objetivo de poder desarrollar con más eficiencia su acción social, desde donde podrá implementar, en colaboración con agentes y entidades sociales, todo un programa de talleres y actividades encaminadas a reforzar, a través de la música, la inclusión social de personas con discapacidad, que contribuya a hacer efectivos los principios de igualdad de oportunidades y no discriminación. La Fundación Franz Schubert Filharmonia tendrá como presidente a Bernardo Hernández, CEO de la empresa Verse, y un patronato de 12 personalidades de la sociedad civil.