La Ópera de Roma abrirá sin público y con el teatro convertido en plató cinematográfico

La Ópera de Roma abrirá sin público y con el teatro convertido en plató cinematográfico

Las restricciones sanitarias aprobadas por el Gobierno italiano están obligando a los teatros a replantear los comienzos de sus temporadas no sólo en lo que respecta al calendario, sino sobre todo a los contenidos. El Teatro de la Ópera de Roma, a través de su superintendente Carlo Fuortes, ha anunciado que se mantiene la fecha del 5 de diciembre como apertura de la temporada 2020-2021, pero no será con el previsto Don Giovanni de Mozart, cuya puesta en escena estaba pensada para el público en la sala, sino con un Barbero de Sevilla formulado teniendo en cuenta el teatro vacío y la retransmisión televisiva.

El director de escena Mario Martone utilizará como escenario de la ópera rossiniana todos los espacios del Teatro Costanzi, desiertos y convertidos en una especie de estudio cinematográfico. En este formato, el Barbero de Sevilla se retransmitirá en directo y en abierto el 5 de diciembre por el tercer canal televisivo de la Rai, la radiotelevisión pública italiana.

Daniele Gatti será el director musical, mientras que el reparto vocal lo conformarán Andrzej Filończyk (Fígaro), Ruzil Gatin (Conde de Almaviva), Vasilisa Berzhanskaya (Rosina), Alessandro Corbelli (Bartolo), Alex Esposito (Don Basilio), Patrizia Biccirè (Berta) y Roberto Lorenzi (Fiorello).