La directora musical de la Opéra Royal de Wallonie-Liège presenta su renuncia

La directora musical de la Opéra Royal de Wallonie-Liège presenta su renuncia

La Opéra Royal de Wallonie-Liège lleva algún tiempo sumida en un mar de turbulencias, lo cual ha llevado a la renuncia inesperada de la directora musical, Speranza Scapucci, debido, al parecer, a sus permanentes discrepancias con el nuevo director general, artístico y escénico, Stefano Pace, quien llegó al cargo tras el fallecimiento a consecuencia de un cáncer, el pasado mes de febrero, de Stefano Mazzonis di Pralafera, que era el valedor de Scapucci.

Según se cuenta entre bastidores, las tensiones entre Pace y Scapucci se agravaron durante los ensayos de la ópera Eugene Onegin, el mes pasado de octubre, y alcanzaron luego un punto de no retorno durante los ensayos de Lucia di Lammermoor, cuando el primero decidió despedir, alegando que su calidad era inadecuada, a dos cantantes locales que habían sido contratados para esta producción por su predecesor en el cargo.

Scapucci ha emitido un comunicado en el que dice: “Hace unas semanas he tenido que comunicar al Teatro de Lieja que no podré renovar mi contrato como directora musical, debido a que mi calendario está muy ocupado, incluso más que otros años, como consecuencia de la reprogramación en los próximos años de producciones por todo el mundo que en su momento tuvieron que ser canceladas por la pandemia de la Covid. Ello no me permite cumplir con los deberes a los que la dirección musical me obliga y que siempre me he tomado muy en serio. Volveré como directora invitada, ya que aprecio y quiero mucho a esta Ópera. Habremos pasado cinco años juntos y hecho grandes cosas, por lo cual me gustaría agradecer a todos los que trabajan en esta casa el trabajo realizado. Espero con ansias el concierto Wagner-Strauss de enero y la producción Simon Boccanegra de junio. Mientras tanto, deseo todo lo mejor a mis colegas y compañeros artistas que pasarán por Lieja en las próximas semanas”.