Kent Nagano y Concerto Köln ofrecerán el primer “Anillo” wagneriano de carácter historicista

Kent Nagano y Concerto Köln ofrecerán el primer “Anillo” wagneriano de carácter historicista

Cada vez más directores empiezan a tomarse en serio lo que hasta hace poco parecía una herejía: Wagner con criterios historicistas. Batutas como Thomas Hengelbrock, Bruno Weil y Marc Minkowski abrieron las puertas a lecturas de este tipo, pero nadie se había planteado todavía un Anillo del Nibelungo con instrumentos de la época, si bien existe el antecedente de un Oro del Rin dirigido por Simon Rattle con la Orquesta del Siglo de las Luces en el año 2004. Ahora Concerto Köln se propone ofrecer por primera vez la Tetralogía wagneriana como nunca se había escuchado hasta ahora. El conjunto historicista (conocido por sus versiones barrocas pero con importantes incursiones en repertorios de épocas posteriores como documentan sus grabaciones de obras de Haydn, Mozart y Mendelssohn) encabeza el proyecto “Wagner-Lasarten”, que financia el estado de Renania del Norte-Westfalia y que cuenta con la colaboración de instituciones como la Musikhochschule de Colonia y el Instituto de Investigación de Teatro Musical de la Universidad de Bayreuth.

El Anillo de Concerto Köln arrancará en el año 2021 y el primer título será, cómo no, el Oro del Rin, que se representará en versión semiescenificada en la Philarmonie de Colonia. El director elegido para el proyecto es nada menos que Kent Nagano. El objetivo de “Wagner-Lasarten” es ahondar en el estudio de cómo se tocaba la música de Wagner en la época del compositor a través de un pormenorizado estudio de los instrumentos, de las anotaciones de los primeros intérpretes y de los escritos del propio Wagner. La plantilla de Concerto Köln se completará con estudiantes del Instituto de Música Antigua de la Musikhochschule de Colonia. Las cuerdas serán de tripa, los vientos serán copias de instrumentos de la época y el diapasón algo más bajo que el actual. Pero la interpretación se centrará también en otros elementos, tales como el prístino equilibrio entre las voces y la orquesta, o la importancia que Wagner concedía a la claridad de la dicción del texto.