Joshua Bell y su famoso stradivarius “Hubermann” inauguran la temporada de Ibermúsica

Joshua Bell y su famoso stradivarius “Hubermann” inauguran la temporada de Ibermúsica

El violinista norteamericano Joshua Bell y la NDR Elbphilharmonie Orchester de Hamburgo, bajo la dirección de Alan Gilbert, su director titular desde 2019, serán los encargados de inaugurar la temporada de Ibermúsica, con un concierto que tendrá lugar el próximo martes, 26 de octubre, en el Auditorio Nacional de Música (19:30 horas), en cual se podrán escuchar la Fantasía escocesa para violín en Mi bemol mayor op. 46 de Max Bruch y la Sinfonía nº 4, “Romántica”, de Anton Bruckner.

Uno de los atractivos de este concierto será escuchar (y ver) el violín stradivarius “Huberman” de Bell, construido en 1713 en el famoso taller de lutería de Cremona y valorado en tres millones y medio de euros. Este violín, protagonista de una azarosa vida, perteneció al virtuoso violinista polaco Bronislaw Huberman, al que le fue robado en febrero de 1936. Huberman murió en 1947 sin haber podido recuperarlo. Mientras tanto, un mediocre violinista llamado Julian Altman sobrevivía en Nueva York como integrante de la sección de cuerda de orquestas locales llevando siempre bajo el brazo un violín cubierto de una capa oscura de grasa que olía a betún. En 1985, cuando se hallaba en su lecho de muerte, Altman confesó a su esposa que había robado el stradivarius presionado por su madre, quien pensaba que su hijo no había conseguido triunfar en la música por no poseer un violín a la altura de su talento. Finalmente, tras reunir los cuatro millones de dólares en los que estaba tasado y tras no pocas discusiones con la compañía aseguradora que lo custodiaba, Joshual Bell pudo hacerse con el famoso stradivarius con el que ahora tocará en Madrid.

(Foto: Chris Lee)