Terciopelo y vodka

Terciopelo y vodka

MATTHIAS GOERNE / SEON-JIN CHO: Im Abendrot Canciones de Wagner, Pfitzner & Strauss / Deutsche Grammophon

*****

Una amiga rusa muy culta me decía el otro día que no soportaba escuchar Lieder: ‘todo ese griterío y, lo que es peor, en alemán’. No es fácil encontrar un antídoto contra ese tipo de prejuicios nacionales, pero algo parecido llegó a mi buzón al día siguiente.

El barítono Matthias Goerne, con una voz de terciopelo y una dicción más clara que el vodka helado, es la respuesta perfecta a quienes se quejan de la sobreabundancia de agudos, sobre todo cuando aborda Lieder que suelen estar reservados a las sopranos.

Su programa aquí consiste en los Wesendonck Lieder de Wagner, un surtido de Hans Pfitzner y cinco canciones de Richard Strauss, incluyendo el número final de su colección de despedida. Las canciones de Wagner están bellamente coloreadas en tonos lacustres de amarillo y marrón, la esencial ‘Im Treibhaus’ expone sombras de Tristan und Isolde y la concluyente ‘Träume’ casi entierra las ganas de amar.

Pfitzner (1869-1949) es un compositor que te agarra por la solapa cuando acabas de recordar algo más importante que hacer. Estaba preparado para saltarme una segunda escucha, pero su adaptación de ‘Im Abendrot’ hace un contraste bastante conmovedor con la canción de Strauss del mismo título.

Las cinco canciones de Strauss son pequeños milagros; la mejor es la muy cantada ‘Morgen!’, que Goerne arrebata con delicadeza del control femenino. Más allá del canto sin parangón, me deja estupefacto el empático acompañamiento del piano.

Goerne lleva tiempo formando una intuitiva asociación con el ruso Daniil Trifonov. Aquí, sin embargo, se le une el coreano  Seong-Jin Cho, ganador del Concurso Chopin, un artista de una sensibilidad muy por encima de sus 25 tiernos años, quien realmente se apodera de la narración en los mejores momentos de este álbum de cinco estrellas.

Si no soportas el canto de Lieder, le diré a mi amiga, escucha sólo el piano.