Scherzo | Haendel, Niquet y la coronación de Carlos III

Haendel, Niquet y la coronación de Carlos III

Haendel, Niquet y la coronación de Carlos III

Cuando alguien prepara el lanzamiento de una grabación no es capaz de controlar las circunstancias extramusicales que puedan afectar, para bien o para mal, a dicho lanzamiento. Georg Friedrich Haendel compuso en 1727 cuatro anthems para la coronación de Jorge II como rey de Gran Bretaña (el 11 de octubre de aquel año), tomando para ello como base textos de la Biblia. Fue el primer encargo que Haendel recibió como súbdito británico, ya que solo unos meses antes Jorge I había rubricado la nacionalización del compositor sajón. Conocidos desde entonces como Coronation Anthems, esta música se ha vuelto a emplear en todas las coronaciones de soberanos británicos que ha habido desde entonces.

Ni por asomo Hervé Niquét preveía que, coincidiendo con la salida al mercado de su nueva versión de los Coronation Anthems para el sello Alpha, dirigiendo a Le Concert Spirituel, Isabel II de Gran Bretaña iba a fallecer súbitamente después de setenta años de reinado. No hay todavía fecha designada para la coronación en la Abadía de Westminster de Carlos III como nuevo soberano británico, pero en las islas dan por hecho que, una vez más, volverá a sonar Zadok the Priest, el primero de esos cuatro anthems, que, por supuesto, ya sonó el día de la coronación de la mencionada Isabel II, como puede comprobarse en este vídeo:

La versión de los Coronation Anthems de Niquet, como ya nos tiene acostumbrados Niquet, es espectacular. El siguiente vídeo es un momento de la grabación; lo que se escucha no son los Coronation Anthems, sino la obra que los acompaña, el Te Deum de Dettingen, compuesto por Haendel para conmemorar la victoria de las tropas inglesas en la Batalla de Dettingen, en 1747, en el marco de la Guerra de Sucesión Austriaca. Aquel día, Jorge II capitaneó a su ejército. Fue la última vez en la historia en que un rey estuvo presente en el campo de batalla.