Ha muerto James Levine

Ha muerto James Levine

James Levine, el director musical que más años estuvo al frente de la Metropolitan Opera de Nueva York, ha fallecido en Palm Springs el pasado 9 de marzo a causa de la enfermedad de Parkinson. Tenía 77 años.

Levine fue la personalidad dominante del Met durante cuatro décadas, la más influyente quizá de todos los tiempos. Su mandato terminó por las acusaciones de abuso sexual de jóvenes en la nómina del Met, un patrón de comportamiento que era conocido por todo el mundo en la compañía, pero que decidieron ignorar hasta que el clima público y político cambió. Levine afirmaría más tarde que se trataba de relaciones amorosas.

Levine fue despedido en 2016 y llegó a un acuerdo de 3,5 millones de dólares con la empresa tres años después.

Sus logros artísticos, sin embargo, superarán este sórdido episodio.

Levine elevó el nivel de la interpretación orquestal en el Met a cotas históricas mediante una combinación de trabajo extremo y los mejores salarios del país. Tenía una comprensión intuitiva de los cantantes y atrajo a los mejores a sus repartos. Amplió el repertorio para incluir a Janacek, Schoenberg y Adams y dio una garantía de máxima calidad a todo lo que el Met hacía bajo su tutela.

Sus grabaciones son innumerables, muchas de ellas sobresalientes. Como director de conciertos, sin embargo, le faltaba carisma escénico y penetración intelectual. Sus etapas como director musical en Ravinia y en la Sinfónica de Boston fueron comparativamente infructuosas, y estas últimas se vieron afectadas por una creciente fragilidad física.

Soltero, fue atendido en sus últimos momentos por su hermano Tom (fallecido en abril de 2020) y un estrecho entorno encabezado por su compañera de piso de muchos años, la oboísta Sue Thompson.