Filadelfia, San Francisco, Los Ángeles… el calvario de Domingo comienza

Filadelfia, San Francisco, Los Ángeles… el calvario de Domingo comienza

Desde que ayer por la mañana se hizo pública la acusación de nueve mujeres contra Plácido Domingo por acoso sexual, y como era previsible, se han comenzado a producir cancelaciones en la agenda del cantante para las próximas semanas y meses.

Abrió la veda la Orquesta de Filadelfia, que en un comunicado anunció su decisión de retirar su invitación al tenor para que participe en el concierto de la inauguración de la temporada el próximo 18 de septiembre, alegando que están “comprometidos a proporcionar un entorno seguro, solidario, respetuoso y apropiado para la Orquesta y el personal, para artistas y compositores colaboradores, y para nuestro público y nuestra comunidad”.

Siguió la Ópera de San Francisco, que anunció a mediodía la cancelación de la actuación de Domingo prevista para el próximo 6 de septiembre. La institución afirma que lo hace por su compromiso con “los estándares más altos” de conducta profesional.

Por su parte, la Ópera de Los Ángeles, de la que el tenor español es director general, ha emitido un comunicado en el que anuncia una investigación, aunque termina elogiando la labor del cantante español al frente de la institución: “Plácido Domingo ha sido una fuerza creadora y dinámica en la vida de esta institución y en la cultura artística de Los Ángeles durante más de tres décadas”.

En todo caso, la próxima cita profesional del cantante es en el Festival de Salzburgo, cuya presidenta, Helga Rabl-Stadler, que ha confirmado que el tenor español actuará allí, como estaba previsto, los días 25 y 31 de agosto en la ópera de Verdi Luisa Miller. Rabl-Stadler, ha subrayado que para ella siempre rige el principio de in dubio pro reo, “Considero objetivamente incorrecto y humanamente irresponsable tomar un juicio definitivo en este momento y adoptar decisiones sobre esa base”, ha indicado la responsable del Festival.

Por su parte, el valenciano Palau de les Arts, institución con la que Domingo mantiene un vínculo muy especial, ha condenado el acoso laboral y la violencia machista en la sociedad en general y en el mundo de la cultura en particular, aunque ha señalado que esperarán a que se aclaren los hechos para actuar en consecuencia y tomar medidas, en virtud a la presunción de inocencia.

Todo apunta a que el calvario de Plácido Domingo no ha hecho más que empezar.