Fallece José Luis Romanillos, figura clave de la guitarrería española

Fallece José Luis Romanillos, figura clave de la guitarrería española

Hoy, sábado 12 de febrero, ha fallecido el eminente violero e investigador José Luis Romanillos. Nacido en Madrid en 1932, comenzó a trabajar la madera como aprendiz de ebanista a los trece años. En 1956 se trasladaría a Inglaterra con el propósito de aprender inglés, en lo que sería una estancia que se prolongaría cerca de cuarenta años. En 1961 construyó su primera guitarra, comenzando una labor en la que volcó el resto de su vida gracias a, entre otros, el apoyo del guitarrista Julian Bream, vecino, amigo personal y principal valedor del trabajo de Romanillos a partir de los años 70. Permaneció en Semley, Wiltshire, hasta 1995, año de su jubilación como violero profesional y de su retorno a España, afincándose en la pedanía seguntina de Guijosa, en la provincia de Guadalajara.

La gran reputación de Romanillos residió no solamente en la construcción de instrumentos, que lo convirtió en uno de los constructores más afamados y codiciados del ámbito internacional, sino también en una incansable labor investigadora. Figura clave de la organología española contemporánea, publicó junto con su esposa Marian Harris tres trabajos convertidos hoy en imprescindibles de la bibliografía guitarrera: Antonio de Torres: Guitar maker- His Life & Work en 1987, The Vihuela de Mano and the Spanish guitar: A Dictionary of the Makers of Plucked and Bowed Musical Instruments of Spain (1200-2002) en 2002; y Making a Spanish Guitar, en 2013.

Su profunda labor de investigación y construcción fue siempre pareja a la de difusión del arte de los violeros españoles, impartiendo numerosos cursos y clases desde 1984 por todo el globo, y dejando un sinfín de alumnos, tanto nacionales como internacionales, que han bebido directamente de su magisterio y se han consolidado como grandes profesionales. En 2009 se creó, bajo su nombre, empleando material de su archivo y con el apoyo del Ayuntamiento de Sigüenza, el primer Centro de la Vihuela de Mano y la Guitarra Española, colocando la ciudad del Doncel, que lo nombró Hijo Adoptivo en 2020, en el mapa de la guitarra mundial.

Con la muerte de Romanillos se pierde un luchador implacable del patrimonio organológico general y del de la guitarra en particular. Sólo queda ya el llanto agradecido de su familia y amigos, y de los guitarristas, guitarreros y musicólogos que han podido trabajar gracias a él.

Javier Serrano Godoy