El rostro de Chopin renace gracias al diseño 3D

El rostro de Chopin renace gracias al diseño 3D

La visión que aportan las nuevas tecnologías al arte, en muchas ocasiones nos permite acceder a realidades históricas que por el paso del tiempo, no hemos podido tener el lujo de apreciar. Recientemente, y con motivo del aniversario del nacimiento de Federico García Lorca, las redes sociales se hicieron eco de una fotografía restaurada que mostraba a un Lorca a color, con un fotograma de una calidad digna de nuestros tiempos. Días antes, Chopin, volvía a renacer gracias a Hadi Karimi, un diseñador iraní  conocido en redes por realizar reconstrucciones tridimensionales de actores y actrices del Hollywood más clásico.

Lo cierto, es que el rostro de Chopin es algo que ha quedado diluido con el paso del tiempo, sin fotografías claras del genio polaco. Tan solo se conservan dos instantáneas: una tomada en 1847 (arriba en foto) en el estudio del fotógrafo parisino Auguste Bisson, en La Madeleine de París, y una segunda —que más que una fotografía in situ, es una reproducción de un negativo realizado en 1845— descubierta en 1936, y cuya original y autoría se perdieron en los estragos de la Segunda Guerra Mundial. Aún así, estos dos retratos no permiten discernir los rasgos más evidentes de cómo era Chopin.
Con ayuda de las nuevas tecnologías y del diseño 3D, Karimi ha realizado un proceso de reconstrucción tridimensional, permitiéndonos imaginar más de cerca cómo habría sido el compositor polaco en cuerpo y carne. Basándose en la máscara post mortem que el pintor y escultor francés Jean-Baptiste Clésinger, hizo horas después de la muerte del compositor —aquel fatídico 17 de octubre de 1849—, Karimi ha podido recrear una reconstrucción tridimensional de las facciones de Chopin. Para el cabello, algo distintivo tanto el los cuadros como en estas dos fotografías, el artista iraní tomó como referencia un mechón de pelo del compositor que se encuentra en el museo de Varsovia, y realizó copias digitales hasta completar la cabellera del maestro polaco.
Frente al éxito que ha supuesto esta reconstrucción, Karimi ya está preparando una segunda imagen, esta vez de Schubert, basada también en su máscara post mortem.

Les dejamos un video, compartido por su autor, del proceso de reconstrucción: