El Real suspende una función por las protestas de un sector del público

El Real suspende una función por las protestas de un sector del público

El Teatro Real ha cancelado la representación de Un ballo in maschera de esta noche debido a los abucheos ininterrumpidos de un sector del público que protestaba airadamente porque se incumplían las medidas de seguridad contra el coronavirus.

En la platea había butacas y filas anuladas para cumplir con esas medidas, pero no ocurría lo mismo en las plantas superiores. La organización ofreció que parte del público de esas plantas inferiores fuera ubicado en otros sectores del teatro, incluso con la devolución de parte del importe de las entradas si el precio que habían pagado era superior a la localidad que se les proponía ocupar, pero no hubo manera de llegar a un acuerdo.

Cuando la orquesta se disponía a tocar, ese sector de público aumenta el nivel de sus protestas. La salida del director, Nicola Luisotti, no aplacó los gritos. La orquesta tocó la obertura entre palmas y gritos de “¡fuera, fuera!”. Al concluir esta, se bajó el telón, Luisotti descendió del podio y se detuvo la representación. Las protestas duraron cerca de cincuenta minutos, y finalmente se decidió la cancelación de la función.