El lío de los ‘Orlandos’ vivaldianos

El lío de los ‘Orlandos’ vivaldianos

El Teatro Real de Madrid ofrece este jueves, 17 de junio, una versión en concierto de la más célebre ópera de Antonio Vivaldi, Orlando furioso. Aunque lo de ‘célebre’ es relativo, porque realmente el título de esta ópera no es Orlando furioso, sino simplemente Orlando. Es curioso que, pese a los avances de la musicología en el campo del Barroco, aún no se haya deshecho convenientemente este entuerto, que, de rebote, afecta a los otros dos títulos de la producción operística del compositor veneciano que tienen como protagonista al legendario personaje del poema épico de Ludovico Ariosto.

Repasemos cronológicamente la génesis de estos tres títulos. En 1713, el compositor boloñés Giovanni Alberto Ristori (1692-1753), que desarrollaría una importantísima carrera en la corte de Dresde —ciudad en la que falleció—, estrena en el Teatro Sant Angelo de Venecia su ópera Orlando furioso, con libreto de Grazio Braccioli. Un año más tarde, Vivaldi arregla la ópera de Ristori para que sea representada en el mismo teatro. La revisión realizada por el prete rosso es bastante drástica, aunque paradójicamente hasta hace bien poco no se ha reconocido como título vivaldiano, seguramente porque no hay manera de identificar qué partes son de Ristori y cuáles son de Vivaldi. Federico Maria Sardelli, actual responsable del catálogo vivaldiano (RV) que en su día puso en marcha el musicólogo danés Peter Ryom, reconstruyó este Orlando furioso y lo grabó para Naïve en 2012. En un intento de no liar más la madeja, Sardelli lo rebautizó como Orlando 1714. Pero me temo el lío sigue ahí.

Ese mismo año de 1714, en otoño, acaso movido por el éxito del Orlando furioso de Ristori y por su propia reposición, Vivaldi compone Orlando finto pazzo, que es estrenada en el mismo auditorio: el Teatro Sant Angelo de Venecia. El libreto que utiliza es el mismo de Braccioli al que ya había recurrido Ristori.

Portada de la partitura de ‘Orlando’, año 1727.

Y trece años más tarde, en 1727, y siempre en el mismo Teatro Sant Angelo, Vivaldi estrena otro Orlando (Simplemente Orlando, podríamos decir), que es la ópera que se escuchará ahora en el Teatro Real y que todo el mundo conoce como Orlando furioso. El libreto vuelve a ser el de Braccioli, aunque, para complicar más las cosas, el editor del mismo, el veneciano Marino Rossetti, no hace mención del nombre de este en la partitura.

Resumiendo: Orlando furioso es una ópera de Ristori que sería poco después arreglada por Vivaldi y que Sardelli ha rebautizado como Orlando 1714; Orlando finto pazzo es una ópera de Vivaldi sobre cuyo título no hay (al menos por ahora) ninguna polémica); y lo que siempre hemos conocido como Orlando furioso en realidad es Orlando, a secas.

Sea como fuere, es un hecho incuestionable que este Orlando de 1727 (es decir, lo que parece haberse quedado de manera definitiva con el título de Orlando furioso) no solo es la mejor ópera de Vivaldi, sino también una de las mejores de todo el Barroco.

Nota: Si tienen intención de asistir al Teatro Real este jueves, pueden, para ir calentando motores, contemplar este vídeo, ya que se trata prácticamente del mismo reparto, con la misma orquesta y el mismo director: