CÓRDOBA / Pinceladas

CÓRDOBA / Pinceladas

Córdoba. Gran Teatro. 21-IX-2019. Orquesta de Córdoba. Director: Carlos Domínguez-Nieto. Obras de Beethoven, Mozart, Mendelssohn, Stravinsky, Ravel, Luna y Turina.

Como ya hiciera en su primera temporada como director titular y artístico de la Orquesta de Córdoba (OC), Carlos Domínguez-Nieto ha presentado la correspondiente a 2019-2020 en un concierto donde ha querido dejar unas pinceladas del pensamiento de algunos de los compositores que, a lo largo de ella, van a tener marcada presencia. Es el caso de Ludwig van Beethoven del que se interpretó la Obertura “El Rey Esteban”, cuidando en su ejecución esa impronta de solemnidad que el compositor quiso dejar reflejada en este singspiel sobre la figura de este monarca benefactor de Hungría. Sirvió para anunciar de alguna manera el que será uno de los conciertos cumbre de la temporada con la Missa Solemnis op. 123 como refirió de palabra el director al público que llenaba la sala.

La segunda obra que se interpretó fue Talía: Naranjos y olivos de Joaquín Turina, tercera de las piezas de su ciclo de cámara titulado Musas de Andalucía, con la que el maestro supo condensar la particular creatividad del músico sevillano anticipando los aromas que se han de dar en el Concierto del Día de Andalucía, uno de los cinco extraordinarios de la temporada entre los que destaca el dedicado a la zarzuela del que dirigió el Preludio de El patio de los naranjos del compositor aragonés Pablo Luna con un singular sentido castizo.

Fue anticipado el décimo concierto de abono con una excelente versión de la marcha que abre la obra La historia de un soldado de Igor Stravinski, que se escenificará con la participación de la Escuela Superior de Arte Dramático y el Conservatorio ‘Luis del Río’ de Córdoba. Terminó la primera parte con la Obertura de El cuento de la bella Melusina op. 32 de Felix Mendelssohn, que formará parte de uno de los programas infantiles más interesantes titulado El sueño de la gruta de Fingal. El maestro parecía subyugar a los músicos desde la sinuosa poética que encierra esta pieza, modelo del repertorio romántico alemán.

Como anticipo de la participación de la OC en la temporada lírica del Teatro Villamarta de Jerez, Domínguez-Nieto inició la segunda parte de su actuación con la Obertura de La flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart, dominando la contraposición de sus dos movimientos encadenados con los que el compositor predispone al espectador al relato fantástico que contiene el argumento de esta ópera. El director ilustró y demostró como hay que cuadrar esta música dejando la esencia del mejor sentir musical mozartiano.

Para terminar se tocó en su integridad la versión orquestal de Le Tombeau de Couperin de Maurice Ravel que, junto a su suite Mi madre la oca, ilustrará el Concierto de Navidad en el que, con la ayuda de la actriz cordobesa Marisol Membrillo, se escenificará el cuento tradicional alemán Augusto, un ganso por Navidad. Fue sin género de duda el momento culminante de este Concierto de Presentación, alcanzándose cotas de sublime excelencia en el minueto, donde, con el juego que propone el compositor, brilló el oboe solista ofreciendo el mejor color de este instrumento, propiciando que, como contraste, el director indicara con gran elegancia su musette central, que sirvió como ejemplo para dejar patente los avances técnicos de la Orquesta de Córdoba con su actual titular.

A modo de resumen, se puede considerar que la interpretación de este pequeño florilegio musical fue toda una demostración de convincente capacidad de análisis puesta al servicio de la recreación de distintos estilos, realzando sus peculiaridades y la propia voz de cada compositor.