CÓRDOBA / Fiel lectura

CÓRDOBA / Fiel lectura

Córdoba. Teatro Góngora. 25-II-2021. Orquesta de Córdoba. Director: Salvador Vázquez. Obras de Tomás Bretón, Jesús de Monasterio, Rodolfo Halffter y Ernesto Halffter.

Con el título “Recuerdos de nuestra tierra”, la Orquesta de Córdoba (OC) ha organizado un año más el Concierto Extraordinario del Día de Andalucía invitando a Salvador Vázquez para dirigir un programa dedicado en su primera parte dos obras pertenecientes a esa moda orientalista que significó el “alhambrismo musical”, para dedicar la segunda a significativas composiciones de dos músicos de la Generación del 27 como fueron los hermanos Rodolfo y Ernesto Halffter, destacados exponentes del neoclasicismo, que tuvo su apogeo en la música española durante el final del primer tercio del siglo XX.

Con delicada elegancia, el joven maestro malagueño afrontó la interpretación de la serenata En la Alhambra de Tomás Bretón acentuando el romántico casticismo que contiene en un ejercicio de fluidez expresiva que dejaba agradables sensaciones en el oyente, fundamentalmente por el equilibrio dinámico conseguido. Este mismo criterio aplicó a la ejecución de la cantiga morisca Adiós a la Alhambra del compositor cántabro Jesús de Monasterio, destacando el sentido galante que imprimió a su parte central y el bien graduado diminuendo final con una muy cuidada intervención del ayuda de concertino, Artaches Kazarian, que sustituía a la solista titular y que, a la postre, se convertiría en el otro protagonista de la velada, de modo destacado en la composición de Ernesto Halffter que cerraba el programa.

El cambio de estilo que requería la suite orquestal del ballet Don Lindo de Almería de Rodolfo Halffter, demostraba el detallado trabajo realizado en los ensayos, de manera especial en el tratamiento de los divisi de la cuerda y en los pasajes antifonales que tiene esta obra, lo que obligaba a un encaje preciso que no alterara la compleja musicalidad del discurso. En otro orden, Salvador Vázquez, quiso reflejar el carácter dramático de las distintas danzas que integran esta obra, llevando sus tempos a un definitorio sentido expresivo escénico, como quedó de manifiesto en el Andante affetuoso de la Ceremonia nupcial  entendiendo su situación en la suite como elemento de contraste a las tensiones rítmicas anteriores y el posterior declinante Tempo di marcia con el que concluye esta composición

El concierto adquiría máximo interés con la pieza final, la Sinfonietta en Re mayor de Ernesto Halffter, obra singular en su catálogo, que le significó un gran reconocimiento en 1927, año de su estreno, con la concesión de su primer Premio Nacional de Música de los dos a los que llegó a ser digno merecedor. Muy interesante fue cómo el maestro Vázquez inició su dirección no permitiendo que la sonoridad se expandiera en demasía dándole esa expresividad de concerto grosso que anima su intención creativa, permitiendo una constante distinción del carácter tímbrico de cada instrumento, entre los que destacaba el primer violín con manifiesta singularidad. Trató con serenidad las diferentes partes del segundo movimiento, un idílico Adagio que la orquesta cantó siguiendo la contención de gesto del director. Hay que destacar el tratamiento dado al trío del tercer tiempo, en el que se pudo disfrutar de la distinción temática desarrollada por la madera y la cuerda, la esencia estética de este minueto. Para terminar, abordó el momento final de esta pequeña sinfonía con un sentido desenfadado que justificó la alegría con la que condujo su coda sin perder ese punto enérgico que requiere su interpretación.

Se cerraba así, un año más, otro interesante concierto para la celebración del Día de Andalucía organizado por la OC que, desde su dirección artística, atiende y cuida el repertorio español en su programación como obligado cumplimiento, encontrando en Salvador Vázquez un traductor solvente y comprometido.

(Fotos: Paco Casado)