Canciones de cuna para el siglo XXI

Canciones de cuna para el siglo XXI

GOOD NIGHT!: Canciones de cuna de Janácek, Liszt, Liapunov, Lachenmann, Chopin, Villa-Lobos, Grieg, Brahms, etc. / Bertrand Chamayou, piano / PENTATONE (1 SACD)

****

A menudo las canciones de cuna acaban resultando cargantes. A todos nos han cantado, en algún momento de nuestra primera infancia, el famoso Wiegenlied de Brahms, y muchos aún recordamos el dueto del sueño de la ópera Hansel y Gretel, el que cantan justo antes de que la bruja se convierta en su pesadilla. Pero, en mi caso, una sola escucha es lo máximo que puedo soportar de estos bombones musicales.

Lo más extraordinario de esta compilación del pianista francés Bertrand Chamayou es que conduce el oído por caminos inesperados -frondosos algunos, como la cristalina pieza de Janácek que abre el disco, otros poco frecuentados, olvidados o totalmente desconocidos. Dos estudios de Sergei Liapunov se antojan gotas de perfecta manzanilla. Una porción de Villa-Lobos nos introduce en una jungla brasileña mucho más espesa -y más freudiana- que la callejuela urbana de Janácek.

El programa incluye una Berceuse del vanguardista alemán Helmut Lachenmann, tan llena de plinks y plonks que dudo que alguien pudiera dormirse con ella en un concierto (y mucho menos en su propia cama). Y el preludio final de Charles-Valentin Alkan, titulado ‘Estaba dormido pero mi corazón estaba despierto’ es tan conmovedor que no me explico que no sea utilizado a menudo como bis.

Se necesita coraje para que un pianista francés produzca una compilación de canciones de cuna sin recurrir a las obligatorias gotas de Debussy. Muestra asimismo Chamayou un gusto y una independencia inusuales en un joven solista, todavía al comienzo de su trayectoria profesional. Chamayou es uno de esos artistas a quienes habrá que seguir de cerca, una vez que se reabra el circuito de recitales.