BILBAO / ‘Così fan tutte’: la magia está en la música - Scherzo
Lo último