BARCELONA / Montserrat Torrent, sueño cumplido con la inauguración del órgano de Sant Felip Neri

BARCELONA / Montserrat Torrent, sueño cumplido con la inauguración del órgano de Sant Felip Neri

Barcelona. Iglesia de Sant Felip Neri. 3-XII-2021. Montserrat Torrent, órgano. Obras de Correa de Arauxo y Bach.

La organista y pedagoga Montserrat Torrent, historia viva de la música de nuestro país y reciente Premio Nacional de Música 2021, inauguró el órgano que lleva su nombre en la Iglesia de Sant Felip Neri de Barcelona, en un solemne acto al que asistieron el ministro de Cultura, Miquel Iceta, y la consellera de Cultura de la Generalitat, Natalia Garriga, y que fue presidido por el cardenal-arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella. Han sido muchos años de dedicación para que este instrumento haya visto finalmente la luz, llenándose así un vacío, pues se trata del único órgano barroco ibérico de gran formato (con 3 manuales y 16 pies de fachada) de la ciudad. Con esta inauguración, la ‘Gran Dama’ del órgano, ha visto cumplido, a sus 95 años, su sueño.

Fue la propia Torrent la que, en un lejano 1967, promovió este proyecto, gestado en el taller Blancafort, y que, debido a motivos económicos, se vio detenido durante demasiadas décadas. Ahora, con un instrumento que todavía se encuentra en fase de construcción —está a un tercio del nivel de tubos: faltan aún los laterales y la trompetería— se empieza a escribir los últimos capítulos de una larga historia que se inició en 1926 —año en el que precisamente nació Torrent—, cuando se inauguró un órgano construido por Pablo Xuclà i Camprubí que posteriormente sería destruido durante la Guerra Civil.

Esta iglesia barroca, de mediados del XVIII, presentaba la tarde del viernes un lleno absoluto para asistir a un acto que estuvo dividido en dos partes. La solemne parte litúrgica, que contó con la Coral Sant Jordi, tuvo su momento culminante con la bendición del órgano, tras un bellísimo texto preparado por Narcís Comadira, en el cual el cardenal obtenía, después de de sus seis proclamas, sendas respuestas del órgano, tocado en distintas improvisaciones por Juan de la Rubia, titular del órgano de la Sagrada Familia y discípulo de Torrent. Desde el presbiterio, el olor de incienso del pebetero llegaba a todos los rincones de la iglesia-oratorio, ubicada en pleno Barrio Gótico y repleta de historia. La bendición finalizó con la toma de posesión del nuevo instrumento por parte de Bernat Bailbé, organista titular de Sant Felip Neri y, como en el caso de de De la Rubia, discípulo de Torrent.

La propia Torrent tomó la palabra en un emotivo discurso lleno de recuerdos. Posteriormente, su ahijado Albert Blancafort, el gran constructor de órganos de nuestro país (Catedral de Alcalá de Henares, Basílica de Montserrat, Sagrada Familia…), explicó el proyecto de construcción de este órgano, iniciado por su padre Gabriel en 1967. La Fundación Montserrat Torrent, la Congregación de l’ Oratori de Barcelona y distintas entidades han podido, por fin, hacer realidad un sueño, aunque este tenga todavía que verse completado con la implantación de los dos extremos y la trompetería.

Tras todos estos actos protocolarios, Torrent se sentó frente al instrumento que lleva su nombre (y en el que la disposición de los tubos tiene forma de M, como el nombre de Montserrat). La histórica organista comenzó con el Tiento XXXVI de Francisco Correa de Arauxo, compositor que ella redescubrió. Recordemos que su infatigable labor la llevó los días 12 y 13 de agosto de 2020 a grabar, en la Iglesia de San Pedro de Tordesillas (Valladolid), el CD que completaba la integral que ha dedicado a la obra de este autor español y que ha sido editada por la Sociedad Española de Musicología. Luego sonaría, con delicadeza y maestría, la la Partita BWV 768 de Bach, ante el silencio sepulcral y la admiración de los asistentes. La organista barcelonesa escogió para este concierto inaugural a de sus autores predilectos, de los que suele decir, en tono desenfadado, que “delante de Bach me pondré de rodillas, pero a Correa le daré un abrazo”.

Aplausos y más aplausos despidieron a Montserrat Torrent y al constructor Albert Blancafort, que han hecho realidad este gran primer paso de un instrumento que, pese a estar todavía por rematar, en los próximos días ya acogerá recitales a cargo de Bailbé y de De la Rubia.