Ana Guijarro, Medalla de Oro del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

Ana Guijarro, Medalla de Oro del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

El pasado 22 de noviembre, con motivo de las celebraciones del Día de santa Cecilia, el Conservatorio Superior de Música de Madrid celebró su particular acto académico en el que se le concedió la Medalla de Oro a la pianista y pedagoga Ana Guijarro Malagón.

Guijarro, que fue antigua directora del Conservatorio —además de presidenta de la Fundación Scherzo— recibió en manos de su sucesora, María Consuelo de la Vega Sestelo, la insignia como reconocimiento a toda una carrera dedicada a la música, tanto en su nivel interpretativo como pedagógico.

“Siento que este galardón me llega antes de tiempo, justo un año después de haberme jubilado. Y recibir de la que considero mi propia casa este reconocimiento, me hace sentir muy afortunada, me hace reconocer que todo mereció la pena”, afirmaba Guijarro emocionada. “No podría entender mi carrera artística sin apreciar lo que el Conservatorio Superior de Música de Madrid ha supuesto para mí. A él le debo todo. Me encontró con mis maestros profesionales. Me mostró quiénes eran mis maestros vitales. Soy fruto de todos mis maestros que me han transmitido sus conocimientos, pero también de todos mis alumnos que, clase tras clase, han seguido demostrándome que el arte de la docencia consiste en no dejar de aprender. Gracias a mi profesora Carmen Díez Martín, yo me dediqué a la música. Me apoyó, me dio las fuerzas que necesitaba y decidí zambullirme en esta apasionante vida musical. Y todo esto ocurrió en la que es y será mi casa: el Real Conservatorio Superior de Música”, terminaba diciendo, mientras sus compañeros de profesión y amigos fundían sus palabras en calurosos aplausos.

Guijarro acompañó este reconocimiento con la interpretación de Evocación de la Suite Iberia de Isaac Albéniz, la Sonatina de Manuel Castillo y las Tres danzas argentinas de Alberto Ginastera,  transformando los robustos pilares de un acto académico, en una celebración digna de tales fechas: santa Cecilia, patrona de los músicos.