Alexis Kossenko fusiona dos orquestas y publica el primer CD con ellas

Alexis Kossenko fusiona dos orquestas y publica el primer CD con ellas

Jean-Claude Malgoire fundó La Grande Écurie et la Chambre du Roy en 1966. Fue una de las primeras formaciones dedicadas exclusivamente a la interpretación de la música del Barroco y del Clasicismo. Al principio, con instrumentos modernos; más tarde, con instrumentos originales. A lo largo de medio siglo fue un referente ineludible, especialmente en Francia. Pero el fallecimiento de Malgoire, en abril de 2018, dejó sumidos en la incertidumbre a los músicos que la integraban, al tratarse de un proyecto muy personal.

El flautista Alexis Kossenko (Niza, 1977) ha sido uno de los muchos músicos que han desfilado por La Grande Écurie et la Chambre du Roy. Kossenko fundó su propia orquesta, Les Ambassadeurs en 2010, y en 2019, solo unos meses después de la muerte de Malgoire, recibió una invitación para convertirse en director artístico de La Grande Écurie et la Chambre du Roy. No tenía mucho sentido dirigir dos orquestas simultáneamente, y mucho más en tiempos de crisis (poco después llegaría la infausta pandemia vírica), así que Kossenko propuso la fusión de ambas formaciones, que pasarían a denominarse Les Ambassadeurs-La Grande Ecurie.

El sello discográfico Aparté acaba de publicar del primer disco de la ‘nueva’ orquesta. Se trata de la entrega inicial de lo que se prevé un proyecto ambicioso, dedicado a la música que sonaba en la corte de Dresde en la primera mitad del siglo XVIII. Contiene música de grandes compositores que pasaron por la ciudad sajona, como Zelenka, Heinichen, Quantz o Pisendel, y también de otros que, sin llegar a trabajar en Dresde, escribieron exprofeso obras para la Orquesta de la ciudad, como Telemann o Fasch. La decisión de Kossenko no ha podido ser más acertada, a tenor de cómo suenan Les Ambassadeurs-La Grande Ecurie en esta grabación.