Àlex Ollé sacude Peralada

Àlex Ollé sacude Peralada

Festival de Peralada. Auditorio Parque del Castillo, Peralada (Girona). 19-VII-2019. Igor Stravinsky. L’histoire du soldat. Sébastien Dutrieux. Orquestra Simfònica Camera Musicae. Dirección de escena: Àlex Ollé (La Fura dels Baus)

El estreno en España de la innovadora y sobrecogedora adaptación de la célebre Historia del soldado dirigida por Àlex Ollé, de La Fura dels Baus, es, probablemente, el mejor espectáculo de la actual edición del Festival Castell de Peralada (Girona). En la noche del viernes, el fáustico cuento musical creado en 1918 por Igor Stravinsky y el escritor Charles-Ferdinand Ramuz cobró nueva vida teatral en una lectura de intenso dramatismo estrenada en la Ópera de Lausana el año pasado, en un montaje de asombrosa perfección técnica creado por encargo de las óperas de Lyon, Montpellier y Lausana  para celebrar el centenario del estreno de la obra.

Nada deja al azar Àlex Ollé en una lectura que sacude la conciencia del espectador al situar la acción en el drama de las guerras de hoy. Pasajes de Cocteau y Valéry se añaden al texto original y, para subrayar la vigencia del horror de las guerras actuales, el espectáculo (en francés, con subtítulos en castellano y catalán) culmina con  la carta del soldado Daniel Somers, que se suicidó en 2013 al no poder superar el estrés postraumático de su participación en la guerra en Irak. Por eso, el cambio de título -Historia del soldado- abre más espacio a la reflexión en un espectáculo turbador, con vestuario y escenografía espectacular de Lluc Castell, que muestra la influencia en su concepción audiovisual de la célebre película Johnny cogió su fusil, escrita y dirigido por Dalton Trumbo en 1971.

En un agotador triplete como narrador, diablo y soldado, el actor belga Sébastian Dutrieux ofrece una actuación absolutamente impresionante. Ollè explora los los pensamientos de un soldado que está en coma en un hospital y, en pleno delirio, vive una situación esquizofrénica con el diablo como su inquietante alter ego. Siete solistas de la Simfònica Camera Musicae ofrecen una notable actuación, con la necesaria amplificación que impone un montaje al aire libre, en la que recrean con variedad y precisión la endiablada genialidad rítmica y radical modernidad de la gloriosa partitura-

Un equipo de seis figurantes encarnan al personal del hospital, a los padres y a la antigua novia del soldado- a través de proyecciones fílmicas de gran impacto –con imágenes de tortura y alucinaciones incluidas- en una realización videográfica impecable de Emmanuel Carlier. Un gran e impactante espectáculo.

[Foto: Miguel González – Shooting]