Acto vandálico en una sala de conciertos alemana

Acto vandálico en una sala de conciertos alemana

La barbarie ha llegado a las salas de conciertos: varias personas (por llamarlas de alguna forma) que no han sido aún identificadas han dañado gravemente un considerable número instrumentos de la Philharmonie Südwestfalen de Hilchenbach (localidad situada en el distrito de Siegen-Wittgenstein, en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia), al vaciar los extintores de incendios con que cuenta el edificio. El acto vandálico se produjo durante el pasado fin de semana, durante una celebración privada en la Schützenhalle.

Aproximadamente veinte instrumentos están recubiertos con el fino polvo extintor, incluyendo un piano de cola y un clavicémbalo. El polvo ácido de los extintores se ha asentado en cada grieta. Debería ser retirado lo antes posible por una empresa especializada para que dichos instrumentos no sufran más daños.

Aún no está claro si se pueden salvar todos los instrumentos ni se ha hecho una evaluación económica del daño producido. Pero se supone que las pérdidas serán cuantiosas: ya solo el piano de cola Steinway con que cuenta la Schützenhalle tiene un valor que ronda los 180.000 euros.

La Filarmónica y la Schützenverein han presentado cargos penales. Mientras tanto, el departamento forense de la Policía está buscando pistas sobre quiénes fueron los autores de la salvajada y cómo llegaron a la sala de ensayo. El sótano para fiestas que hay debajo del Schützenhalle se alquiló para una fiesta privada el pasado sábado.