Ud. está aquíInicio / Enero 2017 / Actualidad / Krzysztof Penderecki

Krzysztof Penderecki



Krzysztof Penderecki

Vuelve Penderecki a Madrid para ponerse al frente de la Orquesta Nacional tras una larga ausencia que le ha servido para dejar atrás las teorías de la vanguardia y reconciliarse con la melodía y el público. Se lo “pedía el cuerpo”, confiesa en esta entrevista el compositor polaco a propósito del estreno en España (Auditorio Nacional, 3, 4 y 5 de febrero) de su Concierto grosso nº 1 para tres violonchelos y orquesta, que es fruto de su amistad con los intérpretes. “Empecé a componer esta partitura con la idea de que pudieran participar en el estreno al menos veinte chelistas”, asegura Penderecki en su cita con SCHERZO. “Pronto entendí que era una cifra disparatada, así que lo reduje a seis, luego a cinco y, finalmente, opté por tres, que era lo más conveniente en términos de equilibrio y expresividad”. 

¿Supone este Concierto grosso una regresión al barroco? 
En absoluto. Digamos que es sólo el envoltorio, el punto de partida, poco más que el título… Porque, más que mirar al pasado, este concierto va un paso más allá de mi Sonata para violonchelo y orquesta de 1964 y del Largo que estrenó Rostropovich poco antes de morir. Por lo demás, no me gusta hablar de mi propia música... El Concierto grosso es algo que me pedía el cuerpo, sin más. Todo lo que tengo que decir está ya en esta partitura con partes a solo, a dúo y varias exposiciones en las que los tres intérpretes dialogan con la orquesta. Gautier Capuçon, Daniel Müller-Schott y Adolfo Gutiérrez Arenas [que se encargarán del estreno en Madrid] son tres músicos formidables, cada uno con una personalidad muy marcada. 


¿Supone este Concierto grosso una regresión al barroco? 

En absoluto. Digamos que es sólo el envoltorio, el punto de partida, poco más que el título… Porque, más que mirar al pasado, este concierto va un paso más allá de mi Sonata para violonchelo y orquesta de 1964 y del Largo que estrenó Rostropovich poco antes de morir. Por lo demás, no me gusta hablar de mi propia música... El Concierto grosso es algo que me pedía el cuerpo, sin más. Todo lo que tengo que decir está ya en esta partitura con partes a solo, a dúo y varias exposiciones en las que los tres intérpretes dialogan con la orquesta. Gautier Capuçon, Daniel Müller-Schott y Adolfo Gutiérrez Arenas [que se encargarán del estreno en Madrid] son tres músicos formidables, cada uno con una personalidad muy marcada. (...)

¿Cómo dialoga su Concierto con La bella melusina y la Sinfonía nº 4 de Mendelssohn que completan el programa de Madrid?

La música de Mendelssohn es mucho más densa y voluminosa. Me atrevería a decir que el vínculo entre las partituras del programa está precisamente en el contraste, en las diferencias. 

Sólo hay un precedente de un concierto a tres bandas, el famoso Triple de Beethoven. ¿Le ha servido de referencia?

Es una maravilla de Concierto, pero Beethoven incluyó un piano, así que no podría haberme inspirado en él aunque así me lo hubiera propuesto.

¿Cómo se compone a los 83 años?

Estoy en mi mejor momento. Se podría decir que he alcanzado la mayoría de edad compositiva a los 80, en vez de a los 18… [risas] Pero nadie me ha regalado nada. He coronado la madurez musical después de décadas de intenso trabajo. No hay que olvidar que empecé a componer a los 6 años… Desde entonces, he ido creciendo como persona y como músico hasta conquistar un lenguaje propio. Por lo demás, no me siento un viejo. Tengo muchos amigos de mi edad y le aseguro que disfrutamos de la vida como si fuéramos jóvenes. Por lo demás, me sigo levantando muy pronto y hay días que puedo echar hasta diez horas en el estudio.

¿Qué ha preparado para su 85 cumpleaños?

Tengo casi 30 encargos pendientes, un festival a mi nombre en Polonia para 2018 e incluso una nueva ópera en marcha que me ha encargado la Ópera de Viena y que se estrenará dentro de tres años. Antes de que me pregunte nada, le diré que estamos barajando tres libretos históricos en alemán, pero no hay nada confirmado todavía.(...)

 

Benjamín G. Rosado
(Extracto de la entrevista publicada en SCHERZO nº 325, de enero de 2017)

 

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualquiera de las secciones en la que la hemos dividido: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2 Euros).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter