Víctor García de Gomar, nuevo director artístico del Liceu

Víctor García de Gomar, nuevo director artístico del Liceu

V

íctor García de Gomar será el nuevo director artístico del Gran Teatre del Liceu a partir del próximo mes de septiembre, sustituyendo a la actual titular, Christina Scheppelmann, cuyo contrato conluye a finales de este año. La noticia ha sido comunicada oficialmente hoy por esta institución por medio de un comunicado de prensa, después de que la comisión ejecutiva nombrada al efecto eligiera la candidatura de García de Gomar de entre las dieciséis presentadas.

García de Gomar (Barcelona, 1976) es en la actualidad director artístico adjunto del Palau de la Música Catalana. Llegó a este puesto de la mano de Joan Ollé y Mariona Carulla, después del caso de corrupción protagonizado por Félix Millet. La propuesta con la que García de Gomar ha ganado la plaza incluye como novedad la incorporación como asesor durante los próximos cuatro años del director de escena Àlex Ollé, cofundador de la Fura dels Baus.

García de Gomar ha compaginado en los últimos años la programación del Palau de la Música y la asesoría del Auditorio de Gerona, desde el que organiza también el festival Nits de Clàssica. Antes de recalar en el Palau de la Música, García de Gomar trabajó con la Orquesta Barroca de Sevilla, el Festival de Música Antigua de Barcelona y el departamento de música de la Fundación La Caixa.

Se da la circunstancia de que al futuro director artístico del Liceu se le ofreció ser adjunto de Scheppelmann cuando esta fue designada para el cargo, pero lo rechazó porque hacía poco que había comenzado su proyecto en el Palau y no tenía voluntad de volver a comenzar otro proyecto de cero.

El comité de expertos ha valorado de García de Gomar su experiencia en equipamientos musicales, especialmente en el Palau de la Música, que le ha permitido un conocimiento y el establecimiento de una red relacional muy amplia a nivel internacional del sector musical y operístico. Asimismo, ha valorado positivamente su vertiente creativa y la de gestor, fundamentales para entender y buscar el equilibrio presupuestario de la institución. Del proyecto, el jurado ha destacado el desarrollo de una mirada innovadora, internacional y contemporánea sin perder la esencia tradicional y originaria del equipamiento; la constante referencia al desarrollo de nuevos públicos; una idea revisadora de las casas de ópera, destacando de este ideario la interrelación entre todas las artes y la ópera, así como la idea de incorporar al proyecto varias miradas artísticas.