Teodor Currentzis inaugura un ciclo de tres conciertos excepcionales en Ibermúsica

Teodor Currentzis inaugura un ciclo de tres conciertos excepcionales en Ibermúsica

Después del recital de Evgeny Kissin del pasado 15 de marzo, Ibermúsica retoma su temporada primaveral con una serie de tres conciertos extraordinarios. La primera cita será el próximo 21 de abril con MusicAeterna y Teodor Currentzis en un programa conformado por las dos últimas sinfonías de Mozart, la nº 40 y nº 41 “Júpiter”.

Currenztis tenía previsto dirigir en Ibermúsica La canción de la tierra de Mahler con la Sinfónica SWR de Stuttgart, pero la gira se canceló debido a la pandemia. En su lugar, el músico greco-ruso se ha decantado por interpretar con su conjunto historicista a un autor del que ha ofrecido en el pasado lecturas muy personales, como reflejan sus grabaciones de la trilogía dapontiana y el Réquiem.

El 5 de mayo, el trío formado por el violinista Joshua Bell, el violonchelista Steven Isserlis y el pianista Evgeny Kissin interpretará un programa con obras de compositores judíos como Ernest Bloch (Nigun, para a violín y piano; From Jewish life, para violonchelo y piano) y Salomo Rosowsky (Dance Phantastique, op. 6), finalizado por el Trío con piano nº 2 de Dmitri Shostakovich, que utiliza en su último movimiento una melodía tradicional judía.

Como colofón, las hermanas Katia y Marielle Labèque ofrecerán el 18 de mayo un recital para dúo de piano conformado por la suite Mi madre la Oca de Maurice Ravel, la Fantasía para piano a cuatro manos en Fa menor, D. 940 de Franz Schubert y una selección de las danzas de West Side Story de Leonard Bernstein en arreglo para dos pianos de Irwin Kostal.